Temas Especiales

28 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Selección del defensor(a) del Pueblo

Mis estimados lectores, ante todo siempre el mensaje de seguir adelante preparándose y participando de las oportunidades para poder hace...

Mis estimados lectores, ante todo siempre el mensaje de seguir adelante preparándose y participando de las oportunidades para poder hacer algo positivo para nuestro país, cuando se permite. Quiero compartir con ustedes la participación que una vez más llevamos a cabo para el cargo de defensor(a) del Pueblo, ya que solo participando, es lo que nos permite opinar de acuerdo a las realidad y que es la única forma de compartir con ustedes el cómo se desarrollan las cosas.

Se dio una totalidad de más de 53 candidatos, los cuales fuimos convocados a exposición, más no entrevista por un periodo de 10 minutos y 5 para preguntas por parte de los diputados, lo cual no se dio, al menos a mi persona ni a los que me antecedieron, fui la número 11, dándoles el beneficio a la duda, fuimos convocados para el mismo día, demasiados que atender.

Inició el proceso, con todos los aspirantes, lo cual no fue diferente. Es más, debo ser directa en esta ocasión, ya que fue absolutamente visible, persistente y directa, la participación de personajes que ostentan cargos de mando y jurisdicción e inclusive asesores y funcionarios del mismo ente que es el responsable del único cargo dentro de la estructura de gobierno, que decide realmente la Asamblea, bajo toda su responsabilidad. Toda vez que hace la convocatoria, recibe las postulaciones, debe depurar las mismas, a fin del cumplimiento de los requisitos, lleva a cabo las entrevistas, emite el listado que presentan ante el Pleno de la Asamblea; alguno de los diputados, de acuerdo a las bancadas, propone una figura del listado; inician la votación, levantan el acta que lo hace el secretario general y se determina y nombra quién es el defensor(a) del Pueblo, de acuerdo a como bien indican, ‘EL QUE TENGA LA MAYORÍA DE VOTOS, SERÁ EL QUE OSTENTARÁ EL CARGO, Y QUE NO HAY UNGIDOS’.

El solo hecho de que sea este el proceso y emisión de los perfiles manifestados, los cuales en sus presentaciones, lo que manifestaban en trayectoria, todo era lo que se encuentran haciendo en los cargos de gobierno actualmente e inclusive manifestando la entidad en que lo hacen; una vez más, ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO? Lamentablemente de la forma de selección en donde ya responde a la conciencia de los mismos diputados desde la comisión de Gobierno y Asuntos Constitucionales, a quien compete en este tema, y a los mismos que conforman la Asamblea general que emite la selección en sí.

Ante esta situación, y que honestamente no se esperaba otra cosa, que hubiera sido lo fuera de la realidad, tristemente panameña, pero lo mejor por la responsabilidad que posee la Asamblea en esta selección tan especial, producto de lo acontecido en la selección anterior y quiero ser responsable, aunque la ley no lo prohíbe, no se debió permitir en esta ocasión que funcionarios con perfiles claramente identificados y conductas de territorio propio, funcionarios y ex candidatos(as) de curules participaran al menos, en esta selección.

Ya que a la DEFENSORÍA DEL PUEBLO hay que permitirle que no termine de fallecer, por finalización de carencia de credibilidad.

La Defensoría del Pueblo, es una institución, producto del desarrollo de la Democracia, por lo cual la selección de quien la dirige debe ser en base a la responsabilidad de perfiles determinados, en el cual no se puede ir a improvisar, y menos en este momento, que nos encontramos en periodo preelectoral, en donde una nefasta selección permita ya la desaparición de la DEFENSORÍA DEL PUEBLO.

ABOGADA Y CATEDRÁTICA.