Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

‘Belleza de Calendario’: emociones y pasiones

Apartir del 7 de septiembre de 1977 en que se firmaron los Tratados Torrijos-Carter, tanto los moradores de Panamá como de la Zona del C...

Apartir del 7 de septiembre de 1977 en que se firmaron los Tratados Torrijos-Carter, tanto los moradores de Panamá como de la Zona del Canal, empezaron a sentir los efectos de los mismos. Conversando con la nueva generación, constato que muchos de ellos/ellas, desconocen las inquietudes vividas en ese tramo de que se firmaron hasta que entraron en vigencia el año 2000; alterando así un concepto de ‘perpetuidad’, que nos habían impuesto todavía país joven, con el acoso de que fuimos objetos de las potencias mundiales, interesadas en acortar la navegación entre dos mares.

En esos días, tenía yo amigas/os trabajando en el Canal y en el ‘Army’, como personal administrativo bilingüe, a quienes frecuentaba socialmente. Fue divertido, por no decir sorpresivo, todo lo que empezaron a contar, sobre las preocupaciones y fobias que los norteamericanos de la colonia llamada Zona del Canal de Panamá, estaban pre-sintiendo, en relación a asuntos elementales como la leche que tendrían que comprar acá, a los cambios que se avecinaban y en general a la fecha de culminación de su hegemonía, con la consiguiente partida.

Así nació la idea de escribir un Obra de Teatro, que Titulé ‘Belleza de Calendario’, (dado que el personaje del panameño pobre, sustrajo uno de la casa de la semi gringa que le pasaba mercancía de contrabando para vender en las calles de la Ciudad) y se pasaba viendo las grandes ilustraciones de Estados Unidos... ‘enero... el Cañón del Colorado’, ‘febrero... Miami’, etc. Y mientras los gringos de aquí se iban, algunos panameños todavía seguían soñando con el ‘american way of life’.

‘Belleza de Calendario’ es una obra teatral sobre los sentimientos, resentimientos, miedo al cambio, apego, sueños y delirios de ambos: los panameños y los ‘zoneítas’ (término que desapareció). Los personajes viven intensamente ese retazo de nuestra historia, los de acá finalizando sus patrones de pueblo colonizado y los de la franja canalera, de residir en un paraíso colonial.

Los personajes: Darío, un joven soñador, vendedor de ‘Comi’ (Comisariato de la Zona) consistente en comida congelada, fruslerías y productos gringos que solo se conseguían en esos mercaditos callejeros que atraían a todos, (hasta el ridículo de matarse por comprar apio sembrado en las hortalizas de los chinitos del lado del canal). Miriam su pareja, una dulce joven mesera, ambos de El Chorrillo.

El coronel Prestor un soldado recalcitrante ‘red neck’, que se resiste con toda su alma a pintar las casas que van a ‘revertir’ con su esposa Betty, símbolo del pueblo noble norteamericano, quien valora todo lo que nuestro país le dio a su familia y los momentos de extraordinaria felicidad vividos en este país invernadero.

Analina y Analorena, dos mujeres de la alta sociedad (‘yo era íntima amiga de Omar’) y Silvia, modelo del nuevo liderazgo pensante y con ideología progresista, del surgimiento de la clase profesional que florece como consecuencia del Gobierno Revolucionario.

Janice Torpido, dama sin identidad, viuda de un ‘Marine’; medio gringa y medio panameña y el sargento Ramírez, puertorriqueño y representativo de la vieja lucha boricua por su independencia; conforman el universo de esta pieza de humor y drama.

Aparecen en escena los policías trotando en las mañanas, con las consignas coreadas, rindiendo homenaje al general Omar Torrijos, quien ya había fallecido; los manifestantes denunciando las violaciones al Tratado, el asombro de nosotros de ver una sola placa en los carros y una sola licencia para manejar en la ‘Zona’... ¡ah que tiempos aquellos de mística patriótica!

Con música Nueva Trova de Rómulo Castro y letra de ambos, ‘Te veo mal sin patria Janice, te veo mal... ciudadano confundido te veo mal, esos tiempos ya pasaron’; ‘Una sutil dominación que viene en los tamales’; representa un documento histórico de pasiones y emociones detrás de las nuevas realidades y conatos de crisis por la entrada en vigencia de estos Tratados. Así escribieron en sus prólogos el Dr. Jorge Arosemena y el teatrista mexicano Hugo Argüelles.

Llevada al Escenario por los directores Iván García en los 80’s en el Teatro Nacional y Alondra Badano en los 90’s en el paraninfo de la Universidad de Panamá; en esta ocasión participa de la XXXVI Semana de la Literatura Panameña 2013 ‘Rodrigo Miró Grimaldo’, que organiza el Departamento de Español de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá, como LECTURA DRAMATIZADA, dirigida por el profesor de Teatro Ángel Garrido y las grabaciones musicales del músico Rómulo Castro.

Participan los estudiantes universitarios de Teatro: Zuriel Pinzón, Patricia Villegas, Allan Wilson y Danitza Barrera, la profesora Ana Lorena Otero; estudiantes de Publicidad Ian Lara y Gabriela Delgado; de Psicología Osiris Delgado y el actor Ronald Leggiere, en el papel del coronel Prestor.

24 de septiembre, 6 de la tarde, Salón de Profesores Manuel Octavio Sisnett, de la Facultad de Humanidades, de la Universidad de Panamá. Entrada Libre.

PSICÓLOGO, DOCENTE Y ESCRITOR.