Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Conciliación o concertación

Todo el país está impactado por la huelga de los trabajadores y profesionales del sector salud. En la vida nacional este es un frente in...

Todo el país está impactado por la huelga de los trabajadores y profesionales del sector salud. En la vida nacional este es un frente indispensable para la normalidad de la vida social. No obstante, este paro no es causa, sino consecuencia de cómo se está dirigiendo el país, desde posiciones autoritarias, excluyentes y con un gran acento de megalomanía.

Los funcionarios, inmensamente mayoritarios, del sector estatal y del Seguro Social, lo que exigen es abordar el tema de la salud, en escandalosa crisis, con sensatez, como problema de Estado y no coyuntural, como está pensando en convertirlo la casta gobernante, en un gran negocio de clanes privilegiados y acólitos de su grupo. El problema de la salud tiene que tratársele como uno de los fundamentos de la existencia normal y democrática de nuestra nación. Esto es incompatible con la mentalidad de lucro empresarial.

El detonante que provocó la huelga fue la forma irresponsable y sectaria con que la Asamblea de Diputados, secuestrada por una mayoría de diputados y al servicio de la autocracia con la que se dirige al país, abordó el proyecto 911 y lo aprobó en el instante. Como era esperado, ese proyecto sería sancionado por el Ejecutivo urgentemente... y ‘clavo pasado’.

Sin embargo, las cosas no han salido como la autocracia había calculado. El cuerpo de la huelga se fue engrosando y los usuarios de la salud van tomando conciencia de lo nefasto de la Ley 69. Arrinconado, el Gobierno pretende ahora deslegitimizar el movimiento, acusándolo de político. Y siguiendo su ardid, propone además una reglamentación de la ley ‘clavo pasado’, para someterla a una conciliación con los huelguistas.

Señores del Gobierno despierten, que este ya no es el pueblo de aquellos círculos de demagogos, de sofistas y mafiosos que engatusaban a las masas y sectores populares con espejitos. Y aclaremos esto de ‘político’. Sí lo es, porque todo interés social tiene de por medio la política; en este caso es la política de garantizar la salud del pueblo frente a la política del Ejecutivo de utilizar la salud para el gran negocio de la privatización...

Lo que los combatientes de la salud están exigiendo es derogar la Ley 69, aprobada con maña por el Gobierno de CD, y abrir una concertación democráticamente representativa y con poder deliberante donde se exprese la legítima voluntad y deseos populares en la solución de la gran crisis de la salud que vive el país. La invitación del Gobierno CD a una conciliación con lo repudiado, en base a una reglamentación de la Ley ‘clavo pasado’, es una trampa; y frente a ese llamado hay que oponer la concertación pluralista para hacer una ley democrática.

El pueblo panameño, que cada día está más indignado y frustrado por la cadena de engaños y burla gubernamental, debe solidarizarse con esta gesta justa del sector salud en paro y expresar su apoyo al objetivo de una salud para el pueblo, y derrotar la ley ‘clavo pasado’ para asegurar el gran lucro.

*ANALISTA POLÍTICO.