Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Un quijote que cabalga

El maestro que llegó a ministro y el ministro que no dejó de ser maestro, es una de las premisas con la que escuché nombrar a Juan Bosco...

El maestro que llegó a ministro y el ministro que no dejó de ser maestro, es una de las premisas con la que escuché nombrar a Juan Bosco Bernal Yanis, el autor del libro Desafíos de la Educación. El doctor en Filosofía y Educación Juan Bosco Bernal, a pesar de ocupar en dos ocasiones el máximo cargo en la educación panameña, no dejó atenuar el espíritu del maestro a caballo, responsabilidad que le ubicó la historia por su vocación magisterial, oficio que lo lleva a ejercer el proceso de enseñanza aprendizaje en escuelas rurales en las comunidades de El Palmar de Ola y Las Guías de Antón.

Muchas son sus anécdotas al hacer camino al andar por estas insobornables geografías tropicales, cabalgando en medio de ríos crecidos y el peligro arrollador de las sorpresivas cabezas de agua, pero allí va, este quijote con su alforja o para el caso ecuestre de nuestro país, la chácara o el motete lleno de libros. Sí, los libros, estos recursos didácticos que para el educador andante, son lanza, escudo y armadura para lidiar contra la ignorancia y el analfabetismo funcional. En ese bregar de experiencias, el entonces profesor universitario Juan Bosco Bernal, comprende la necesidad de reunir, ordenar y estilizar sus pensamientos a través de la literatura. Son innumerables los artículos publicados y es autor o coautor de unos 14 libros destinados a la educación.

En su más reciente libro Desafíos de la Educación, este campeador y obrero de la Pedagogía, presenta a la comunidad en general varios retos, entre los cuales quiero recoger dos, el primero que demanda compromisos políticos y un acuerdo nacional para que exista equidad en la calidad de la educación en todos los ámbitos y niveles. Y el otro, pero no menos importante, trata de cómo los docentes de la generación analógica podremos facilitar un proceso educativo a las nuevas generaciones, quienes aprenden de manera digital en ambientes donde nunca en la historia de la humanidad, se tuviera tanto acceso e inmediatez a la información.

Del libro compuesto por 23 artículos queremos resaltar ‘Mi País Soñado’: Allí, el ex ministro de Educación, aflora en su pluma el espíritu nacional, cuando anhela un país ocupado en su niñez y juventud, con un Estado donde lo fundamental sea la gente, con sus tradiciones, expresiones artísticas y científicas.

Sueña con la imperiosa necesidad de defender para ésta y las generaciones venideras, el patrimonio económico, social y natural, a la vez que apela a una sociedad que resalte los valores cívicos de nuestros héroes nacionales.

Muestra el desasosiego de su generación por tener más centros educativos, culturales, deportivos y menos casinos y cantinas.

Su alma de quijote se desvela al ‘pensar en universidades innovadoras y emprendedoras, con programas de alcance a todos los segmentos de población. Centros que mejoran continuamente su desempeño, formadores de capital humano técnico y profesional de alto nivel, generadores de conocimientos nuevos y espacios de reflexión, debate y difusión sobre problemas que afectan la sociedad’.

Parafraseando a Miguel De Cervantes Saavedra, invito a compartir estas quimeras publicadas en un volumen donde queda plasmado que sin duda el Dr. Juan Bosco Bernal (Hijo meritorio de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, 2010. Medalla Manuel José Hurtado, como Educador del Año, 2000), a través de su literatura, su labor docente y administrativa en la Universidad Especializada de las Américas, da señal de que está cabalgando.

*POETA Y EDUCADOR AMBIENTAL.