Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Nuestros retos en el 2014

Inicia un nuevo año, las esperanzas de todos los panameños se centran en que las cosas mejoren, de hecho es la esperanza de todos; más a...

Inicia un nuevo año, las esperanzas de todos los panameños se centran en que las cosas mejoren, de hecho es la esperanza de todos; más aún de los que menos tienen, los que no están vinculados a corriente política alguna y que no dependen de favores políticopartidistas.

El 2014 presenta un reto histórico a este país, no solo porque sería la primera vez que en democracia un partido político pudiera repetir un nuevo periodo de gobierno, sino porque la existencia de algunos colectivos partidistas estaría en juego y con ello la institucionalidad democrática, debido a que el actual partido de gobierno se consolidaría en un monopolio político discreto y, a los políticos que sean destronados no les quedara otro remedio que unirse al ‘GRAN PARTIDO’; esto es sin duda porque esperan recibir aunque sea algunas migajas del pastel llamado Panamá.

En artículos anteriores habíamos advertido que los partidos que hoy son oposición, pero que ayer fueron gobierno, son los únicos responsables de que el gobierno se jacte de decir ‘más en cuatro años que en cuarenta’, y aunque resulte poco estadístico decir que el gobierno actual a diferencia de los anteriores ha endeudado al país promoviendo obras y programas sociales, al panameño de a pie no le interesa si el país está endeudado; lo que realmente le interesa es que le llegue algo, aunque sea producto de una deuda.

Ni Juan Carlos Navarro, ni Juan Carlos Varela fueron capaces de poner al pueblo primero, no lograron una alianza oficial para tratar de detener al CD, cada uno de ellos pensó de manera individual, ¡qué se puede esperar! Ambos son yeyesitos, no están preocupados por si sube el costo de la canasta básica ellos pueden pagarla, ¿de qué pueblo hablan?

Los más grandes retos que le quedan al país, si este gobierno es reelecto, estarán centrados en la educación y la salud, desde el punto de vista educativo se saturaron todos los medios de comunicación con propagandas capciosas respecto a cambios educativos inexistentes, transformaciones que nunca se dieron y que pretenden ser aplicadas en su totalidad en el 2014, sin informes creíbles de lo que ha sido de la educación panameña en estos cuatro años, y con una población que, como mencionamos, ya no les interesa mucho cómo se gasta el dinero que se asigna, solo les interesa si les llega algo como la beca universal, computadoras, etc.

¿Qué podemos esperar los docentes si este gobierno repite? No podemos esperar otra cosa que igual o peor administración que la que nos ha tocado vivir, carente de visión y propuestas reales y coherentes.

La situación se nos hace aún más difícil, cuando los tentáculos del MEDUCA siguen tocando las puertas de los pocos gremios magisteriales serios que nos quedan, pero que algunos de sus recientes dirigentes electos dan muestras de estarse torciendo al gobierno y abandonando sus principios y bases.

En cuanto al sector salud no le espera nada diferente que al educativo y a todos —y digo a todos— nos tocará pagar las consecuencias de lo que hoy no estamos sabiendo defender y esto lo planteo desde una posición totalmente independiente, lo hago como educador.

PROFESOR Y ACTIVISTA SOCIAL.