Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Noche de los cuchillos largos

La ‘renuncia’ del director general de la Lotería Nacional de Beneficencia extensible a colaboradores de confianza por su vinculación y p...

La ‘renuncia’ del director general de la Lotería Nacional de Beneficencia extensible a colaboradores de confianza por su vinculación y participación en el ya no presunto si no consumado delito electoral ocurrido el 3 de enero del año en curso habla por sí solo. El sacrificar o eliminar aliados que pongan en riesgo la permanencia y control del poder, no debe sorprender ante un régimen fascista y dictatorial como el actual.

El infantil y chabacano proceder de los miembros del Molinera, ha sido un golpe mortal para las pretensiones de Cambio Democrático. Con tal de aparentar transparencia y honestidad, no tendrán reparo ni asco en decapitar afiliados. Pero esto es solo el comienzo, ya veremos que la sed de venganza y desesperación se extenderá a opositores, tal cual ‘Operación Colibrí’ del 30 de junio y 2 de julio 1934 en Alemania de Adolph Hitler.

Pero más allá de la contusión recibida, que políticamente aniquila a Mimito el calladito (Heydrich), ha resultado un trancazo y ofensa imperdonable a RMB (El Führer). En sentido figurado y cierta analogía, tal cual sucedió posterior a la ocupación nazi en Checoslovaquia, la herida mortífera el 27 de mayo del 42 a Reinhard Heydrich, jefe de Seguridad y Protector del Reich, (Mimito) 3 de enero 2014, produjo en Hitler (Martinelli) la brutal orden de represión y masacre al pueblo de Lídice.

No se trata de elucubraciones paranoicas o delirio de persecución, es un secreto a voces que el chantaje, el despojo y sometimiento a todos los que critican o se oponen al oficialismo, es la tónica y método que utilizan para disminuir y neutralizar a los adversarios. En la lista están empresarios, periodistas, sindicalistas trabajadores y campesinos, víctimas de abuso del poder.

Panamá, pequeña nación, que posterior a la destrucción originada por la invasión del 20 de Diciembre 1989, se ha levantado de las cenizas y continúa en su lucha por el desarrollo y sostenimiento del sistema democrático, no claudicará ante ningún obstáculo que pretenda imponerse.

Similar situación a tragedia de la diminuta, pero heroica población de Lídice. No hubo barrera que impidiera levantarse y superar la maldad. Tal acción redundó en el apoyo y solidaridad de muchas naciones del mundo, entre ellas nuestro país, que, como homenaje a los ciudadanos de esa comunidad checa, un corregimiento del distrito de Capira adoptó significativo nombre, Lídice.

La historia se repite en espiral. Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetir los mismos errores, se mencionan como referencia. En virtud de ello quise traer a la memoria tales acontecimientos. Para algunos tal vez resulten exagerados, para otros ilusionismos, pero una realidad estamos viviendo en este momento, existe temor, desconfianza y zozobra.

La confidencialidad e intimidad del ciudadano es vulnerada, igual sucede con la seguridad individual y el sentimiento de libertad y libre expresión. Decían que en dictadura no se podía hablar, ahora lo puedes hacer, pero nadie te escucha. No hay ley ni constitución de un Estado de Derecho que se respete, como debe ocurrir con gobernantes serios y responsables.

Cuando eres muy lacónico y artero, pareciera invento; pero, cuando menos lo esperas, la amenaza y castigo llegan. No es una quimera, aquí se juega algo más importante que el poder, Democracia y Paz Social.

DIRECTOR NACIONAL PRD.