Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

‘Daddy Love’

Nueva novela negra de Joyce Carol Oates, prestigiosa escritora norteamericana, nominada al Premio Nobel de Literatura. La temática: el r...

Nueva novela negra de Joyce Carol Oates, prestigiosa escritora norteamericana, nominada al Premio Nobel de Literatura. La temática: el rapto y abuso de menores, la historia de la explotación sexual de un niño de cinco años. La pérdida de la inocencia, la desquiciada relación entre el agresor y la víctima, cómo sobrevivir.

La autora se ha documentado con hechos reales de abducción infantil por pedófilos que se hacían pasar por religiosos, hombres de Dios, quienes actúan premiando y castigando, como si fueran omnipotentes. La obra refleja una gran investigación en este tipo de casos en EE. UU: las graves heridas emocionales que sufre las familias y las víctimas. Queda la esperanza de que a través de la psicoterapia e innumerables plegarias les ayuden a sobrevivir esta aterradora experiencia.

Oates ha hecho un retrato psicológico profundo de la mente criminal, de la relación del sometimiento de la víctima que no se atreve a escapar, desarrolla un comportamiento de terror, sometimiento y amor, denominada el Síndrome de Estocolmo. Reacción psicológica donde la víctima del secuestro, retenida contra su voluntad, despliega una complicidad, un fuerte vínculo afectivo, con el secuestrador. Según datos del FBI, cerca del 27 % de las víctimas lo experimenta. Excelente presentación de la psiquis severamente perturbada por la maldad, exhibe cómo funciona la mente psicópata, misógina y la personalidad pederasta.

Chester Czechi secuestra a un niño en un centro comercial, arrancándolo de la mano de su madre. Dina Whitcomb, había salido con su hijo Robbie, a un centro comercial antes de la Pascua de Resurrección, para ver los conejitos y tiendas. Cuando fue atacada en el estacionamiento, golpeada con un martillo en la cabeza, por el pastor de una secta, pasándole la camioneta por encima dejándola casi muerta. Dina quedó desfigurada e incapacitada de por vida, su matrimonio se destruyó irreparablemente, así como su vida. La autora nos coloca en el escenario narrado, asistimos a la rehabilitación física y psicológica, presenciamos el calvario por el cual pasó la familia de la víctima. Robbie estuvo seis años cautivo, torturado, víctima del enfermizo, perverso, obsesivo deseo del secuestrador, que utilizaba las más refinadas técnicas de modificación de la conducta del psicólogo B. F. Skinner. Chester guardaba un secreto, había asesinado a varios niños que esclavizaba, violaba y torturaba sexualmente y los enterraba en el bosque cerca de su casa.

Robbie era producto de un matrimonio interracial, es llamado negro por su agresor, encadenado, humillado, esclavizado, abusado sexualmente. El reverendo llevaba años secuestrando y violando niños menores, se hacía llamar ‘Daddy love’, daba la imagen de ser un líder espiritual carismático en sus sermones. Cambiaba el nombre de sus víctimas a nombres bíblicos. A Robbie lo bautiza con el nombre Gedeón, cuando el niño se resiste, el castigo aumenta, premiando y castigando sádicamente. Lavándole el cerebro, le confundía hablándole mal de sus padres, haciéndose pasar por su salvador. Primero le fracturó los dedos cuando se lo robó a su madre, el niño no quería que la agarrara la mano. También le mató a su perra, obligándolo a enterrar su mascota. Las torturas aniquilan su rebeldía, lo convierte en un niño dócil, miedoso. En sus dibujos en la escuela aparecen retratos de un monstruo comiéndose a infantes y un niño en un ataúd, aterrado.

Cuando encontraron al joven de 11 años, que se había escapado, ya que el reverendo le hizo cavar su propia tumba antes de intentar asesinarlo. Él con la pala golpeó a su captor y huyó sin rumbo desconocido. Estaba desnutrido, deshidratado, lleno de heridas en los genitales y en todo el cuerpo.

La novela se lee muy bien, Oates es una maestra en el género gótico. Refleja la vida de un asesino múltiple, pedófilo, misógino, predador que esclaviza a sus víctimas, años después las asesina, en su finca, un área abandonada, que heredó de una anciana que tomó por esposa y asesinó para quedarse con sus bienes.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.