Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Voto a conciencia o conveniencia

Analistas embebidos en encuestas y sus resultados se han dado a la ilustre tarea de confundir aún más al electorado. Tanto así, que ahor...

Analistas embebidos en encuestas y sus resultados se han dado a la ilustre tarea de confundir aún más al electorado. Tanto así, que ahora el voto es útil o no, cuando cada voto vale igual que el otro, votes por gobierno o por algunos de la oposición. En definitiva se hace obligante analizar si muchos de los que hablan del voto útil lo hacen ¿a conciencia o por conveniencia?

Las encuestas tienen su razón de ser, que con el tiempo se han ido desvirtuando en la medida que las campañas se hacen más con dinero que con propuestas, más con publicidad engañosa de candidatos que todo lo pueden y que en la realidad nunca han hecho nada, o bien porque tienes el espaldarazo que antes los militares le daban a sus candidatos y hoy lo practican los civiles. Incluso, recuerdo en las primarias donde participé a un colega y candidato que me decía que estaban inflando un globo y me enumeraba de dónde salían los recursos.

A diferencia del referéndum para la Reelección de Ernesto Pérez Balladares, y el cual apoyaba en su momento el presidente Ricardo Martinelli, las encuestas estuvieran influenciadas, pero la ventaja y poder del ‘NO’ era tan grande, que tenían que enderezarlas. La diferencia ahora es que aquella elección fue uno contra uno, gobierno contra oposición. Igual que ahora con la diferencia de que el ‘NO’ está dividido entre dos candidatos, que sumados representan más del 69 por ciento de rechazo al candidato del gobierno.

Siempre se ha dicho los liderazgos y simpatías no se heredan. Mientras Ricardo Martinelli se mantiene en un alto 66 por ciento, su Delfín de agua dulce, solo logra heredar la mitad de esa popularidad. Y eso no solo se ve aquí; en Ecuador, Rafael Correa con 70 y tanto por ciento de popularidad pierde, como en casos anteriores, Guayaquil, pero, peor aún, pierde la Capital, que era feudo suyo y otras ciudades importantes. Y en Costa Rica, donde el que las encuestas situaron hasta el último día en tercer lugar gana y obliga la segunda vuelta con buen ojo de que ganará.

De ahí que a dos meses de la elección, dentro de los cuales tenemos 40 días de Cuaresma, toca reflexionar y ver qué buscan los que, reconociendo que José Domingo va de primero, luchan, no por ir de primero, sino de segundo, para tratar de polarizar y ganar con el voto útil o de conveniencia. Olvidándose por completo del voto a conciencia, el razonado, el voto pensante, el que cree en buscar al mejor candidato que puede darle tranquilidad al país, y llevar a retomar la institucionalidad perdida, logrando poner al pueblo primero.

Navarro, con un grupo de destacados y no tan destacados personajes, apuesta por bombardear la campaña de Juan Carlos Varela con encuestas que lo ponen de segundo, para que el voto útil se desplace a apoyarlos a ellos. Pero ¿qué es el voto útil? No es más que el voto volátil que se va con cualquiera, para evitar que x persona gane, que incluso ellos definen como el ‘voto tonto’, que es fácil engañar. De ahí que ellos diferencian y se alejan el voto del pensante, pues este último, así sea que pierda Varela, se va a mantener fiel a sus principios y no a los caprichos de un sector que quiere imponer un candidato, que no quiere ganar, sino llegar segundo en busca de su voto útil.

Vota a conciencia y no te dejes usar como el voto útil de la conveniencia.

ABOGADO.