Martinelli sufre otro revés en la Corte

Actualizado
  • 05/01/2018 17:53
Creado
  • 05/01/2018 17:53
El magistrado, José Ayú Prado, declaró no probado la prescripción del proceso de los indultos

El magistrado José Ayú Prado negó la prescripción de la acción penal en el proceso que se sigue al expresidente Ricardo Martinelli Berrocal por abuso de autoridad en el otorgamiento de 353 indultos cuando finalizaba su gobierno.

En su decisión, Ayú Prado declaró no probada la existencia de la prescripción penal. Por su parte, Sidney Sittón, abogado del exmandatario, indicó que apelará ante el Pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la decisión del juez de garantías. “Ellos tienen la última palabra”, dijo la defensa.

Sittón, quien solicitó la audiencia para que se determinara la prescripción de la causa, alegó que el delito que se atribuye tiene una pena máxima de tres años. Los hechos, según el abogado, ocurrieron en junio de 2014, y en agosto de ese mismo año el presidente Juan Carlos Varela revocó los indultos otorgados por Martinelli.

A la fecha, argumenta la defensa, se han cumplido ya tres años desde las acciones por lo que cabe la prescripción de la causa.

Sin embargo, el magistrado fiscal, Abel Zamorano, sostuvo que la causa fue admitida el 2 de julio de 2015. Más adelante, el 21 de junio de 2017, se celebró una audiencia para imputarle cargos a Martinelli, pero se decretó un receso porque la defensa no pudo asistir al acto. Fue entonces que el fiscal pidió cerrar la audiencia, considerando que era un hecho público la detención del expresidente en Miami, Florida, el 12 de junio de 2017.

En octubre de 2017, en acto de audiencia, la fiscalía solicitó la declaratoria de “rebeldía” para Martinelli y posteriormente el pleno de la Corte admitió la detención preventiva con fines de extradicción para el expresidente.

La carta de Martinelli

Por su parte, el exmandatario se dio por notificado del proceso a través de una misiva con fecha 27 de diciembre de 2017, que envió al magistrado de garantías.

El contenido de la nota de nueve líneas expresaba que era el único presidente en ser acusado políticamente por los indultos. “Atentamente me doy por notificado para que sigan su persecución política”, apuntó Martinelli en la misiva, que lleva impresa su huella digital y el sello de una notaría de Florida.

Desde el 12 de junio de 2017, Martinelli permanece detenido en una cárcel de Miami donde espera una audiencia que determine si se extradita o no para enfrentar un proceso debido a interceptaciones telefónicas.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus