Caos en todo el país por protestas contra minería

Actualizado
  • 16/02/2011 01:00
Creado
  • 16/02/2011 01:00
PANAMÁ. El llamado a protesta que hicieron los indígenas ngöbes y grupos que se oponen a la Ley 8 que reformó el Código Minero ocasionó ...

PANAMÁ. El llamado a protesta que hicieron los indígenas ngöbes y grupos que se oponen a la Ley 8 que reformó el Código Minero ocasionó cierres de calles en diferentes puntos del país, desde Chiriquí hasta Chepo.

Las protestas dejaron como saldo heridas de consideración en el cuerpo del viceministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles, quien buscaba entablar un diálogo con los indígenas en San Félix que pedían la presencia del ministro de Comercio, Roberto Henríquez.

Carles fue atacado y retenido durante 20 minutos por los indígenas cuando intentó salir del lugar. Le tiraron agua, lo arañaron, le halaban las orejas, le gritaban que lo iban a amarrar y a ponerlo en el cepo (tabla de castigo utilizada por los ngöbes) y le exigían que llevara al presidente Ricardo Martinelli el mensaje de que derogue la Ley 8 porque, de lo contrario, las protestas se agudizarán.

La acción de los indígenas contra Carles fue porque consideraban que no debían hablar con él, pues la ley ya fue aprobada.

El viceministro y también candidato a defensor del Pueblo tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital regional Rafael Hernández, en la ciudad de David.

En tanto, la Policía Nacional (PN) no intervino durante las protestas. Autoridades de la PN informaron que por orden del ministro de Comercio, Roberto Henríquez, no habría intervención policial en las concentraciones.

Las protestas en San Félix obligaron a los comerciantes a cerrar sus negocios durante todo el día y a cercarlos por protección. La Cámara de Comercio chiricana sostuvo que las pérdidas económicas ‘fueron grandes’. Su presidente, Manuel Reyes, no se atrevió a cuantificarlas. Las principales afectaciones económicas en la provincia se dieron por el bloqueo del tráfico vehicular desde y hacia David.

MÁS PROTESTAS

Aunque la concentración en San Félix fue la más numerosa de la jornada, no fue la única, pues también hubo manifestaciones en Tolé, Boca del Monte, Barú, David y Viguí. En este último lugar, unas mil personas bloquearon la vía Interamericana, gritaron consignas y quemaron banderas de los partidos Cambio Democrático y Unión Patriótica.

Entre tanto, en Ojo de Agua, en Veraguas, 500 ngöbes también trancaron la Interamericana por dos horas y media y, en rechazo a las reformas, bailaron su tradicional danza ‘La Chichería’.

En el puente sobre el río Cobre, en Soná, los campesinos defensores de esa cuenca impidieron el tráfico vehicular en la carretera transnacional, lo que afectó al transporte de carga y a turistas que viajaban a Centroamérica. Lo mismo ocurrió en Santiago, donde un pequeño grupo de docentes cerró la vía.

En la capital, 170 ngöbes residentes en Las Garzas de Pacora obstaculizaron la vía Interamericana sobre el puente Pacora, desde el mediodía.

Incluso, al caer la tarde, organizaciones civiles, estudiantiles y ecologistas cerraron la vía España durante dos horas.

ACUSAN A LOS NGÖBES

Mientras desarrollaban sus manifestaciones, el secretario de Comunicación del Partido Panameñista, Luis Camacho, acusó a los indígenas de tener trasfondos políticos y económicos en sus protestas.

A eso, el cacique general ngöbe, Rogelio Moreno, replicó que sus acciones, las cuales —reveló— cuestan casi 6 mil dólares, entre alimentación y transporte, son financiadas con recursos internos y no de bandos políticos o foráneos.

Los ngöbes anunciaron que darán un plazo de ocho días al gobierno para que derogue la Ley 8; de lo contrario, advierten, volverán a las calles.

(Con información de Nicanor Alvarado Dixon, Raúl López y Eyra Rodríguez).

Lo Nuevo
comments powered by Disqus