Anna K. Franco: 'Descubrí que la escritura es mi medio de expresión'

Actualizado
  • 08/08/2023 00:00
Creado
  • 08/08/2023 00:00
La autora argentina comparte los detalles de su ficción juvenil más reciente titulada 'Thea'. Habla de su infancia y comienzos en la escritura, y sobre sus expectativas de la Feria Internacional del Libro de Panamá 2023
Anna K. Franco, escritora.

Cuando Anabella Franco se sienta a escribir, enciende un sahumerio o vela aromática. Algunas veces prefiere el silencio y otras, música. Mientras escribía su más reciente obra, Thea, escuchaba desde Wrecking ball, de Miley Cyrus, hasta Love Again de Dua Lipa. Cuenta que prefiere escribir de noche, aunque no siempre puede porque además de escritora, también es profesora de literatura. Suele demorar entre tres meses y un año en escribir cada historia.

La escritora conversa con La Estrella de Panamá a propósito de su visita al país por la Feria Internacional del Libro 2023. Estará presentando su nuevo libro el sábado 19 de agosto, a las 5:00 p.m. en el salón Chaquira, del centro de convenciones Atlapa.

Comenzó a escribir casi como un juego. Se convirtió en su profesión cuando publicó su primera novela en el año 2012. Desde entonces, escribe ficción juvenil bajo el seudónimo Anna K. Franco, y romántica con su nombre real, Anabella Franco.

La nueva ficción juvenil que publicó relata la historia de Thea y Camden. Ella, a los ojos de Camdem, es una joven fuerte, segura y atractiva. El joven le salva la vida en una fiesta y la lleva a su casa para que se recupere. Él no puede creer lo que le trae el destino, especialmente cuando sus caminos no dejan de cruzarse y Thea parece interesada en él, un tímido estudiante de medicina.

Portada de 'Thea', la publicación más reciente de Anna K. Franco

En Thea “quería contar la historia de una chica con una personalidad disruptiva, muchas veces prejuzgada, que poco a poco encauza la enorme cantidad de energía que acumula en su interior y logra cosas maravillosas. También la de un chico que sigue mandatos familiares pero que, poco a poco, da espacio a su manera de ver la vida y su futura profesión”, revela la escritora sobre los personajes del libro.

La autora confiesa que tiene la creatividad de Thea, “aunque canalizada de otra manera, y su interés por las terapias tradicionales y alternativas. También [tengo] la responsabilidad de Cam (...) Como la mayoría de los chicos, fui cambiando de profesión soñada a lo largo de mi infancia y adolescencia. Pasé de querer ser veterinaria a médica pediatra y luego profesora de inglés o de literatura. Finalmente, estudié letras y ciencias de la comunicación y me especialicé en escritura, tecnología y educación”.

Durante mucho tiempo no pensó en que alguna vez podría publicar un libro. “Casi no había autoras argentinas del género romántico y juvenil, hasta que el mercado se abrió para nosotras y pude cumplir mi deseo”.

Cuando era niña, Franco jugaba a interpretar personajes, siempre tuvo una imaginación inagotable. Escribe cuentos desde que tenía ocho años de edad. Cuando tenía 13 leyó un libro que la inspiró a querer escribir “algo igual de adictivo algún día”.

“A los ocho años creé una revista en la que un día incluí una especie de suplemento en forma de cuento. Desde entonces escribí cuentos y algunos poemas. A los trece años leí una novela que me enamoró del género y, desde ese momento, comencé a escribir textos más extensos. No sé si 'supe' que quería ser escritora, más bien descubrí que la escritura era mi medio de expresión”.

Asegura recordar el libro que leyó en sus primeros años de escuela primaria y con su mamá antes de dormir “cuando tenía entre ocho y diez años, se llamaba Ami, el niño de las estrellas. El libro que me llevó a dedicarme a escribir novelas fue Corazón de fuego, de Linda Howard, [que leí] a mis trece años”.

Franco ha participado en varias ferias internacionales del libro y “siempre me despierta una gran emoción conocer a las personas que leen mis historias en diferentes países. Espero encontrarme con mis lectores y llevarme bellos recuerdos”.

Ha ganado varios concursos de cuento y publicó su primer libro en 2012. Es autora de siete novelas románticas. Sus sagas juveniles Rebelión (2015) y Tercera Guerra Mundial (2017) tuvieron gran éxito en Latinoamérica. En la edición 2020 de la FIL Panamá, presentó la ficción juvenil titulada Serás.

En 2021 publicó la ficción juvenil Brillarás, que se convirtió en un bestseller. Relata la historia de dos hermanas –Hilary y Valery– que son como la noche y el día. Sin embargo, todo cambia cuando Hilary muere. Val encuentra la lista de los últimos deseos de su hermana y decide llevarlos a cabo a modo de despedida. Emprende un viaje de redescubrimiento.

Sobre el bestseller, Franco comenta a este medio que “siempre espera más, así que, de alguna manera, sí esperaba que mis libros llegaran a muchas personas. Escribo para mí, publico para otros (...) Lo que más me gusta es que mis palabras puedan llegar a otras personas, quienes las transforman con sus vivencias y experiencias”.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus