Los gordos llegan a China

Actualizado
  • 21/11/2015 01:01
Creado
  • 21/11/2015 01:01
El artista Fernando Botero inauguró su primera exposición en China, una muestra en el Museo Nacional de Pekín de 96 obras de su colección.

El artista colombiano Fernando Botero afirmó que hay ‘precios muy extravagantes' en el mercado, que atribuyó a millonarios que ‘se entretienen', pero recalcó que los artistas tienen ‘una actitud limpia y pura'. Botero, en unas breves declaraciones a Efe durante la inauguración de su primera exposición en China, una gran muestra en el Museo Nacional de Pekín de 96 cuadros de su colección privada, analizó el mercado actual del arte, marcado por los récords sucesivos alcanzados en los últimos años en las grandes subastas de obras contemporáneas.

El maestro de Medellín consideró que aunque se están pagando ‘precios muy extravagantes', él considera que ‘el arte hoy en día es menos comercial de lo que la gente piensa'. Así, recordó que hace siglos existían ‘lo que llamaban las réplicas', de forma que un pintor realizaba un cuadro y si tenía éxito elaboraba varios iguales. ‘Eso no se concibe hoy en día'. ‘En general la actitud del artista hoy en día es bastante limpia y pura en su concepción del arte como objeto que se vende', recalcó. Sin embargo, ‘por otra parte hay unos multimillonarios o billonarios que se entretienen pagando grandes sumas extravagantes por cuadros que, a mi entender, sobre todo en el arte contemporáneo, no tienen ese precio'. ‘No puede ser que un cuadro de un artista contemporáneo pueda valer lo mismo que un Delacroix o un Rubens, y a veces vale más. Eso no tiene sentido, pero ya el tiempo establecerá las cosas como deben ser', sentenció.

Botero mostró también su convencimiento de que el público chino (se esperan siete millones de visitantes a su exposición de Pekín y a una aún más amplia que abrirá en enero en Shanghái) entienda su particular mundo visual a pesar de las diferencias culturales. ‘El color y la armonía siempre es igual para todo el mundo. Espero que el público chino se emocione con estos cuadros y los sienta', afirmó.

Botero, quien confesó que le gusta mucho el arte clásico chino, tiene previsto visitar hoy sábado una aldea donde viven y trabajan varios artistas de este país, pero ya avanzó que no espera impregnarse de estilos o técnicas locales. ‘No creo, porque tengo ya una línea muy clara, he vivido en muchos sitios por largo tiempo y sin embargo y he sido extranjero a todas las influencias', indicó. ‘Siempre seguí haciendo mi idea de lo que creo que debe ser el arte, sin que el país me influenciara o me cambiara la temática o mis ideas. Sigo firme, convencido de lo que estoy haciendo', recalcó.

Por otra parte, la ministra colombiana de Cultura, Mariana Garcés, afirmó que la llegada de Botero a China ‘es la realización de un sueño del maestro y una oportunidad para que el mejor artista figurativo de Colombia, admirado por el mundo entero, pueda abrir las puertas de esta exposición a nuevos públicos'. Este año se conmemora el 35 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Colombia y la República Popular China, y Garcés avanzó que las exposiciones protagonizadas por Fernando Botero preludian nuevas colaboraciones en materia cultural entre ambos países.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus