Una fundación que combate el hambre en Panamá

Actualizado
  • 11/08/2023 00:00
Creado
  • 11/08/2023 00:00
Alimentando Sueños por Panamá les brinda comida a niños y adolescentes en cinco provincias
Doris Batista (Iz.), creadora de la Fundación Alimentando Sueños por Panamá, entrega alimentos a una familia de bajos recursos.

Cada persona pone un grano de arena para construir un castillo que edifica a la sociedad. Doris Batista es una de esas mujeres que buscan generar cambios en el país. Desde 2020 estableció la Fundación Alimentando Sueños por Panamá (Fundasuspa), una asociación sin fines de lucro que se centra en dos pilares: combatir el hambre e impulsar la alfabetización de los niños que carecen de acceso a los estudios.

“La idea surgió a raíz de la situación vivida durante la pandemia, cuando las personas contactaron con mi persona como directora de proyectos de diferentes fundaciones; labor que he realizado por más de 10 años, en apoyo a niños y jóvenes en riesgo social y discapacidad”, explica Doris Batista creadora de Fundasuspa.

Posteriormente, se presentaron muchas personas durante la pandemia, agrega Batista. “La experiencia adquirida por muchos años con otras fundaciones me inspiró para crear esta fundación con el principal objetivo de dejar una huella en la sociedad y apoyar a los que más necesitan”.

“Actualmente estamos brindándoles el almuerzo y la merienda aproximadamente a 190 niñas en edades de 2 a 15 años, y a 110 niños en edades de 2 a 15 años”.

La oenegé también realiza actividades para enseñar a los niños a leer y a escribir.

Actualmente la asociación sin fines de lucro se encuentra en cinco provincias: Panamá Oeste, Colón, Los Santos, Herrera y Chiriquí. Pero también ha llevado apoyo a Coclé, Darién y Veraguas.

Entre las actividades que realizan está el ofrecer alimentos a los niños en los comedores. A los niños y adolescentes se les brindan útiles escolares, talleres sobre el deporte y bienestar físico y emocional. Además, se apoya a niños y jóvenes que padecen discapacidad.

Para impulsar la alfabetización, Batista afirma que se les brinda “apoyo a los jóvenes y niños con sus dificultades en el aprendizaje, mediante la lectura y escritura, proporcionándoles herramientas como cuadernos, libros y demás útiles escolares e impartiendo estas enseñanzas desde los comedores”.

En la fundación laboran tres personas y el equipo de voluntariado lo integran 18 ciudadanos que “colectan donaciones, ya sea en efectivo o materiales, y se les proporciona un certificado de padrino en agradecimiento al aporte, incluyendo a las empresas privadas que nos brindan su granito de arena también”.

El principal reto, resalta, es “crear medidas de protección social que puedan disminuir el hambre, pobreza y el analfabetismo tanto de niños como de jóvenes en los poblados de difícil acceso mediante comedores y pequeños centros educativos”, concluye a La Estrella de Panamá.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus