‘La danza contemporánea es libertad, no hay reglas'

Actualizado
  • 10/10/2016 02:00
Creado
  • 10/10/2016 02:00
Jann Gallois, directora de la compañía francesa Burnout que abrió el Festival Prisma, describe la obra ‘Compact' y su historia con el baile

La músico y bailarina francesa Jann Gallois no duda en responder con aire galo cuando le preguntan cuál es para ella el significado de la danza contemporánea: ‘¡Libertad!'.

‘La danza contemporánea es libertad porque no hay reglas, no existen códigos. Esa es quizás su fortaleza, pero también podría ser su debilidad porque hay que buscar un estilo propio', dijo Gallois a La Estrella de Panamá el pasado sábado, justo después de un taller intensivo que dictó a niños y jóvenes en Xielo / Grammo Danse, una escuela de danza aérea y contemporánea en Costa del Este.

‘FUI INFLUENCIADA POR EL HIP-HOP Y POCO A POCO ME FUI HACIA UN ESTILO MÁS HÍBRIDO, MÁS CONTEMPORÁNEO',

JANN GALLOIS

BAILARINA

La francesa, quien después de muchos años de estudiar en el conservatorio de música se decidió por el baile en 2004, está acostumbrada a impartir clases de este tipo,y considera vital para la formación de nuevos talentos.

‘Hay muchos niños que no pueden ir al teatro, así que nosotros vamos a ellos, para sensibilizarlos sobre el arte en escena y la importancia del espectáculo', añade Gallois, quien fue galardonada en 2015 con el Premio de la Audiencia en el festival Hiverôclites (Francia).

DE LO URBANO A LA DANZA CONTEMPORÁNEA

El primer recuerdo que tiene con el baile es una presentación de hip-hop interpretado por un grupo de adolescentes, una escena que vio en unas vacaciones cuando tenía apenas 8 años.

‘Fui influenciada por el hip-hop y poco a poco me fui hacia un estilo más híbrido, más contemporáneo', explicó a este diario. En concreto, fue Tony Maskot, un icono de este género urbano en Francia, quien la introdujo a este universo, que se convertiría más adelante en su pasión y la razón por la que visitaría el Istmo.

Fue de hecho con canciones de hip-hop que cerró el taller que dictó en Panamá. ‘Al inicio, los chicos estaban un poco tímidos, no se atrevían. Pero como el hip-hop es divertido, hizo que se relajaran y al final todo el mundo se divirtió', comentó Gallois.

Su intervención en Xielo forma parte de la labor pedagógica de Prisma, el festival internacional de danza contemporánea de Panamá que arrancó anoche, casualmente, con una presentación de Cie Burnout, la compañía que dirige la bailarina francesa.

UNA DANZA CASI ARQUITECTÓNICA

La performance que abrió el Festival Prisma 2016 anoche se titula ‘Compact'. Una coreografía creada por la francesa Jann Gallois e interpretada a dúo con Rafael Smadja.

Sobre el escenario hay un riguroso despliegue de técnicas: ambos cuerpos se entrelazan formando un solo cuerpo, para hablar sobre una relación entre dos personas.

Así describe la pieza un comunicado de Cie Burnout, la compañía de la que Gallois es fundadora y miembro.

‘Es una performance muy humana porque empieza de forma amena, da a entender que es divertido el estar con el otro. Pero al final nos damos cuenta que es muy difícil estar con una persona siempre, para toda la vida', indicó la bailarina.

La idea es que dos cuerpos encajan siempre, están en contacto, y da una visión de la vida real: cómo hace uno para llevar toda una vida con la misma persona, cuál es el espacio de una persona en la vida de uno y cómo manejar esta convivencia.

De allí el nombre: ‘Compact' (compacto), en el que dos masas corporales persiguen una unidad al punto de la obsesión por el contacto, ‘ya sea real o virtual', como describe la sinopsis de esta performance : a través de una composición coreográfica extremadamente precisa y arquitectónica.

BAILE SIN PAUSA

Al mismo tiempo que Gallois era introducida al mundo del hip-hop, amplió sus habilidades entrenando como bailarina contemporánea en la Escuela Peter Gross.

En el 2012, la bailarina francesa se aventuró hacia la coreografía y, junto con Damien Guillemin, creó Nager dans ses rêves (Nadar en sus sueños), un dúo apoyado por Luc Petton y el Laboratorio Coreográfico de Reims.

El éxito de esa pieza la impulsó a establecer su propia compañía, Cie Burnout, y a crear su primer solo, P=mg, por la cual ha sido galardonada con premios internacionales 9 veces.

Cuando le preguntan por un consejo para los jóvenes que se están iniciando en esta carrera y apuntan lejos, no parpadea y sentencia: ‘Siempre hay que bailar, todos los días, en tu cuarto, en cualquier lugar, en el mínimo espacio que tengan disponible, siempre hay que bailar'.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus