El tango también se baila en silla de ruedas

Actualizado
  • 22/08/2015 02:00
Creado
  • 22/08/2015 02:00
Fue un trabajo arduo, con el que comenzaron solos y que les llevó a situaciones críticas, pero típicas de cualquier pareja de baile

La argentina Gabriela Torres, una peculiar bailarina profesional en silla de ruedas, compitió en el Mundial Internacional de Tango de Buenos Aires, en el que busca lograr ‘un cambio en la mirada social'.

Torres participa este año por primera vez en este evento que reúne hasta el próximo 27 de agosto a los mejores bailarines del mundo del tango, 600 parejas participantes procedentes de 40 países.

‘Hoy por hoy, ver a una persona en silla de ruedas que baile tango choca todavía', aseguró a Efe Pablo Pereyra, pareja artística de Torres durante los últimos ocho años. Pereyra sostuvo que el objetivo de ambos con esta participación es derribar ciertas barreras y conceptos para salir adelante, fieles a la esencia de la compañía de la que forman parte, ‘Sin Fronteras'.

Con esta filosofía, investigaron la célebre melodía del ‘Oblivion' de Astor Piazzolla, agregaron sus propios movimientos y empezaron a darle forma a una coreografía que cautiva al lograr, incluso, dejar de lado la silla de ruedas por momentos.

Fue un trabajo arduo, con el que comenzaron solos y que les llevó a situaciones críticas, pero típicas de cualquier pareja de baile. ‘Es un trabajo duro pero que se disfruta', señaló Torres a Efe .

Torres y Pereyra aseguran que conocerse de antemano les permitió que las cosas salieran fluidas para poder dar un sentido a la coreografía y contar una historia.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus