Una fantástica visita al Biomuseo de Panamá

Actualizado
  • 27/06/2014 02:00
Creado
  • 27/06/2014 02:00
El primer recorrido lo hizo un grupo de estudiantes de la escuela El Cacao , ubicada en el distrito de Capira

Un total de 25 estudiantes de la escuela El Cacao, ubicada a más de cien kilómetros de la ciudad capital, viajaron por más de dos horas para conocer de primera mano toda la historia que se esconde tras las paredes del afamado Biomuseo de Panamá, diseñado por el arquitecto canadiense, Frank Gehry.

La asistencia de estos estudiantes tiene dos motivos especiales: su presencia anuncia la apertura de visitas públicas a ese maravilloso museo, al tiempo que forman parte de un programa educativo que lleva por primera vez la clase de biología fuera del aula.

‘Llevo tres años impartiendo la clase de biología y para mí era primordial poder de mostrarle a mis estudiantes, con evidencias, el surgimiento del istmo y toda la fauna que se benefició con él’, ha dicho Dina Henríquez, profesora de la cátedra de biología en la Escuela El Cacao.

Ella ha atravesado por todo un procesos de preparación educativa antes de ser seleccionada como visitante académica del Biomuseo.

Semanas atrás, Henríquez solicitó a los administradores la llamada caja de herramientas, la misma contiene una serie de materiales didáctico que sirven de prólogo para ella y sus estudiantes.

‘Queremos hacer una alianza entre el museo y las escuelas, que él se convierta en un laboratorio mágico en el que los muchachos puedan descubrir cómo inició la historia y cómo ha ido evolucionando hasta nuestros días’, expresó Adriana Sautu, jefa del programa escolar del Biomuseo.

Según ha explicado Sautu, los educadores pueden solicitar libremente esa caja de herramientas que será el preambulo a la visita, luego de ello participarán en tres talleres que les mostrará el contenido completo del museo, para que de ese modo ellos puedan elegir qué tema desean enfatizar durante la próxima gira.

‘Quedé impresionada de todo lo que vi aquí, ahora sí he podido entender cómo surgió todo esto. Cómo los animales utilizaron a Panamá como un puente y seguro que si eso no hubiera pasado el mundo sería totalmente diferente’, comentó Maritza Gil, estudiante del liceo El Cacao.

Gil ha expresado que luego de esa maravillosa visita siente mucho interés por dedicarse a las ciencias, cree que la visita al museo se ha convertido en un hito para su futuro académico.

En el Biomuseo se podrán encontrar con diversas salas, entre las que se incluye un amplio atrio, dividido en cuatro secciones que conducen cada una de ellas a las impresionantes salas de exhibiciones.

A un aproximado de cuatro metros debajo del atrio se encuentra una sala que divide la historia de Panamá en varios fragmentos para su mayor comprensión.

Subiendo una de las cuatro escaleras se llega directo a una sala que resguarda fósiles y réplicas de animales prehistoricas de toda América, al final de ella se ubica un cinema tridimensional que proyecta parte de la historia evolutiva istmeña y que además es ambientado con un sonido que transporta a los visitantes a través del tiempo.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus