El caballo llegó a ser como un gato

Actualizado
  • 25/02/2012 01:00
Creado
  • 25/02/2012 01:00
PANAMÁ. Una investigación de científicos del Museo de Historia Natural de la Universidad de Florida halló pruebas de la relación que exi...

PANAMÁ. Una investigación de científicos del Museo de Historia Natural de la Universidad de Florida halló pruebas de la relación que existe entre el aumento de la temperatura y el tamaño corporal de los animales.

Uno de los animales que experimentó estos cambios fue el antepasado de todos los caballos: el Sifrhippus. Hace 56 millones de años, la especie de origen americano sufrió importantes cambios en su tamaño. Perdió hasta el 30 por ciento de su masa corporal en una época en que la temperatura del planeta subió hasta 6°C. Los animales llegaron a ser como un gato doméstico.

De acuerdo con una publicación científica de la revista Nature la reducción del peso del caballo tuvo su origen en el calentamiento global que experimentó la Tierra durante esa época. ‘A más calor menor tamaño’, es la tesis de los científicos según el portal digital de la ABC.es

Los cambios en el tamaño de los animales se registraron durante el periodo del Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE). En aquella época las temperaturas del planeta aumentaron a consecuencias de las grandes cantidades de emisiones de carbono que llegaba a la atmósfera y a los océanos producto de una intensa actividad volcánica.

Y aunque los científicos sabían que durante este periodo numerosos animales redujeron considerablemente su tamaño, incluso hasta la mitad, no se conocía cuáles eran las causas que habían provocado este fenómeno.

Pero, Stephen Chester, estudiante de antropología y coautor del trabajo de investigación, dio la respuesta a esta interrogante mientras medía los fósiles de los dientes de los caballos de esta especie en la cuenca del río Bighorn, en Estados Unidos. Halló que los caballos más antiguos tenían los dientes mucho más grande. Por un momento el científico pensó que estaba equivocado, pero confirmó sus sospechas mientras examinaba más fósiles.

Ahora la pregunta del millón es qué provocaba que los dientes de unos caballos fueran más grandes que los de otros más jóvenes. Se realizó una prueba con isótopos de oxígeno presente en la dentadura, lo que determinó que lo que había causado una reducción en la temperatura había sido un aumento en la temperatura del planeta.

Jonathan Bloch y Ross Secord, científicos de la Universidad de Florida, que lideraban esta investigación, observaron los resultados sorprendidos. Se percataron de que las tendencias de los tamaños de los caballos y la temperatura ambiental estaban relacionadas.

EL FUTURO

Ahora la pregunta es si puede ocurrir en el futuro lo mismo con los animales si continúa en aumento la temperatura de la Tierra.

Y es que durante los últimos años los científicos han advertido que el planeta se está calentando producto de un aumento en las emisiones de carbono que están llegando a la atmósfera.

Las previsiones más nefastas de este incremento apuntan a 4°C más. ¿Qué ocurrirá? ¿Experimentarán los animales cambios en los tamaños?

Sólo el tiempo nos dará la respuesta.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus