Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Café Estrella

Ella es la grande

PANAMÁ. El hombre en la portada de Ego es el modelo argentino Martin Mica, 27 años, la actual pareja de la rubia Sharon Stone, 54 años. ...

PANAMÁ. El hombre en la portada de Ego es el modelo argentino Martin Mica, 27 años, la actual pareja de la rubia Sharon Stone, 54 años. Ambos le dieron algo de qué hablar a la prensa rosa durante la Semana de la Moda de Milán en septiembre pasado, donde cumplieron compromisos sin soltarse las manos. A ninguno de los dos les importa que 27 más 27 sume 54.

Otras archifamosas que se encuentran en relaciones sentimentales con hombres menores que ellas son: Jennifer López (43) y el bailarín Casper Smart (24); Madonna (54) y el bailarín Brahim Zaibat (24); Eva Longoria (37) y el jugador del New York Jets, Mark Sánchez (25); Demi Moore (49 años) y el actor neozelandés Martin Henderson (38 años). De estas cinco parejas la que mayor tiempo tiene es la de JLo con Smart y aún no ha cumplido el año.

A este tipo de relaciones amorosas donde la mujer es mayor que el hombre le llaman toy-boy (chico juguete). Estas relaciones no sólo son cuestión de las famosas, mujeres panameñas también las experimentan —y no como en Unfaithful (2002) con Richard Gere, Diane Lane y Olivier Martinez—, sino con la aprobación que da el estado civil de soltero(a).

EL QUÉ DIRÁN

‘Las relaciones entre mujeres y hombres más jóvenes son un reflejo de la autonomía alcanzada por las mujeres en algunos aspectos de su vida, como el decidir sobre su cuerpo y las relaciones amorosas, lo que le ha permitido abrirse a la posibilidad de amar a hombres sin importar la edad’, argumenta la psicóloga Rosa Lucía Peña.

Ella anota que la mujer que se involucra en relaciones como estas es ‘independiente, emocional y económicamente. No es la mujer tradicional’.

Pacífica De La Rosa —psicóloga, terapeuta familiar y de pareja— concuerda en que estos amores en donde no importa la edad de la mujer responden a una sociedad más ‘flexible y tolerante ante las diferencias, razón por la cual pienso que se ha dado una apertura mental en la población que facilita que las relaciones de parejas sean más flexibles en cuanto al establecimiento de los roles y lo que es aceptado o no a nivel social en ambos sexos. Esta puede ser una de las razones por las que se da con más frecuencia el que mujeres establezcan y den a conocer sus relaciones de parejas con hombres menores que ellas’.

Aunque Nidia*, 35 años, se considera una mujer de avanzada, ella no soportó los comentarios de sus amistades cuando conocían a su novio de 27 años. ‘Me decían: ‘estás loca’. Según cuenta, la diferencia de edad se notaba en lo físico, pero no en gustos por la música, intereses e ideologías sociales. ‘Teníamos una visión conjunta’. Pero ‘me asustó un poco la relación. Si avanzábamos, no sabía hacia dónde ir. Él quería formalizar la relación y yo no estaba respondiendo igual, por eso decidí no continuar porque valoré que era un buen chico y no quería herirlo’.

Confiesa que un aspecto que también valoro, pero que no fue definitivo, es que su novio había renunciado al trabajo y no tenía igual poder adquisitivo que ella; una situación que iba en detrimento del compartir en pareja, pues ella dice que le gusta salir mucho y a buenos lugares. ‘En ocasiones, lo invitaba y yo no tenía problema con eso, porque él invitaba según sus posibilidades’.

En fin, Nidia recuerda aquella relación de pocos meses con una sonrisa en su rostro. Actualmente, está con un hombre mayor que ella y asegura que lo que más le gusta es que con él ‘descubre un mundo fácilmente’.

ATRACCIÓN

En estos amores de pareja como en cualquier otro la atracción es un punto importante. Según la psicóloga Rosa Lucía Peña, una mujer de 30, 40 ó 50, puede ‘representar la fantasía erótica de un hombre joven, es decir, experimentada y sin tabúes sexuales, es una combinación a la que pocos se pueden resistir’.

Por otro lado, asegura que los jóvenes valoran en estas mujeres ‘la seguridad y claridad que muchas de ellas tienen’ en cuanto al amor y la vida. Peña también advierte que a estas mujeres les puede pasar que tienen que terminar de criar al hombre.

¿CÓDIGOS TÁCITOS?

Desde hace cuatro años, la cantante Kylie Minogue, 44 años, tiene una feliz relación con el modelo español Andrés Velencoso, 34 años, y no ha habido señal de alarma sobre ruptura.

Estas relaciones tienen otros códigos, es decir, se debe inferir que por la diferencia de edad tienen un período de duración, beneficios económicos para ellos, etc. ‘No’, opina la terapeuta de pareja Pacífica De La Rosa.

‘No hay que generalizar, cada pareja independientemente de la edad de sus miembros tienen sus propios códigos o reglas establecidas dentro de la relación. Sin embargo, la duración de la relación y beneficios emocionales de la misma va a depender de la madurez, compromiso que tengan cada uno de sus miembros, más que de la edad en sí. Ahora bien, si la pareja se conforma con el objetivo de saciar necesidades económicas o emocionales y no por el amor es por sentido común deducir que durarán poco’.

En esta línea no cae nada mal recordar el breve amor del guapísimo modelo brasileño Jesús Luz por la reina del pop Madonna.

Por su parte, Peña coincide en que ‘el éxito de estas relaciones dependerá de la madurez del hombre y de la capacidad de la mujer para comprender las diferencias de ver la vida’.

‘Estas relaciones se basan en la nueva forma de ver el amor, y es que ya no hay fijación de pensar en relaciones eternas, lo que antes era para toda la vida hoy dura 20 años o menos —sin demeritar a aquellos que pueden mantener relaciones de 30 años o más—. La sociedad ha flexibilizado hasta la forma de amar y las mujeres se enamoran y desenamoran, sin que esto sea bueno o malo’.

*El nombre ha sido cambiado.