05 de Oct de 2022

Café Estrella

Carlota Casiraghi y su ‘hazme reír’

PANAMÁ. . Los han llamado la princesa y el corista y han puesto todo tipo de títulos a su relación, pero está bastante claro que el roma...

PANAMÁ.

Los han llamado la princesa y el corista y han puesto todo tipo de títulos a su relación, pero está bastante claro que el romance entre Carlota Casiraghi y el actor humorista de origen judío-marroquí Gad Elmaleh va viento en popa, pese a que se había especulado que su madre la princesa Carolina de Mónaco no veía con buenos ojos la relación de su hija, que ya ha superado 24 meses.

Ella, una joven princesa de 26 años; él, un reconocido actor francés de 41 años, divorc iado y padre de un hijo de 11 años; ambos sorprendieron a la dinastía Grimaldi con su romance. Y es que cuando todo parecía indicar que Carlota estaba feliz y con planes de boda con su ahora ex novio el millonario brasileño, Alex Dellal, la princesa se ha enamorado perdidamente de este veterano actor hasta el punto que comenzaron a vivir en unión libre desde enero de 2012, en París.

Elmaleh, en declaraciones a la revista Elle, aseguró que su madre le dice que su vida parece el guión de una comedia romántica y no es de extrañar.

Su historia parece un sueño: ‘Nací en Marruecos y ahora vivo en París, junto a una princesa. Pero la realidad, en este caso, es mejor que cualquier película’, declaró el actor en una entrevista con ABC.es, confirmando que tan consolidado está su romance.

A pesar de los rumores de conflictos entre madre e hija, por esta relación, al parecer la princesa Carolina de Mónaco aceptó el noviazgo de su hija. En agosto se le vio charlando animadamente con el actor sobre la cubierta del barco Pachá III, propiedad de la princesa monegasca, durante unas vacaciones familiares en la isla francesa de Córcega, según recoge la ABC.es.

HISTORIA DE CARLOTA

Carlota y sus hermanos, Andrea (25 años) y Pierre (22), vivieron recluidos en el pueblo de Saint Remy, en la Provenza (Francia), tras la muerte de su padre Stefano Casiraghi, en 1990, en un accidente de moto náutica.

Crecieron blindados contra los paparazzi y sólo poco a poco se les fue permitiendo aparecer en las fotos familiares de los Grimaldi.

En 2009, Carlota fue elegida por la revista Vanity Fair como una de las mujeres más elegantes del mundo y, a partir de entonces, sus salidas han sido objeto de miles de flashes.

Ta nto es así que la princesa de 26 años ha señalado que se siente agobiada por el acoso de la prensa y ha dicho en varias entrevistas que no quiere ser la próxima ‘Lady Di’.

Carlota Casiraghi se suma así a la lista de historias sorprendentes y nada convencionales de los Grimaldi.

PRIMEROS AMORES

El primer romance público de Carlota fue con el joven aristócrata Hubertus Herring Frankensdorf, aparentemente entre 2001 y 2002 y se los vio a principios de 2004 juntos también. Se mostraron juntos en el Gran Premio de Mónaco y en las vacaciones familiares de esquí en Zurs, Austria.

En 2004 se relacionó con Félix Winckler, el hijo de un abogado de un estudio internacional británico con base en Bruselas. Félix Winckler es hermano de Cécile, una de las mejores amigas de Carlota.

Luego en 2007 se relacionó con Alex Dellal, dedicado al arte, hijo del multimillonario británico de origen iraní Guy Dellal y de la ex top model de los setenta Andrea Dellal. Esa relación fue la más larga de su vida, duró cuatro años. Por ahora entre Gad Elmaleh y Carlota no hay planes de boda y aunque viven juntos aún no se le ve un anillo de compromiso.