Temas Especiales

25 de May de 2020

Café Estrella

El arte nutre a Panamá

PANAMÁ. Otra forma de vivir Panamá es posible. Además del mal sabor del agua, del alto costo de las frutas y legumbres, de los incorregi...

PANAMÁ. Otra forma de vivir Panamá es posible. Además del mal sabor del agua, del alto costo de las frutas y legumbres, de los incorregibles taxistas ‘no voy’ o de los tediosos tranques, fuera de las soeces expresiones que se escuchan y se ven en la Asamblea Nacional y de las incesantes noticias por escandalos de corrupción, está el arte que comienza a irradiar —cada vez— con más constancia el istmo panameño, tal como sol en pleno verano. Está el Panama Jazz Festival, la semana pasada se dio el ciclo de cine nipón, viene la Tercera Muestra Anual de Cine Panameño, en agosto la Feria del Libro de Panamá y en septiembre la Bienal del Sur. Otra forma de vivir Panamá es posible, en la planta alta del Museo de Arte Contemporáneo (MAC), en Ancón, donde 38 artistas centroamericanos comparten su visión artística con la gente panameña.

POR SEGUNDA OCASIÓN

A las 8:00 p.m. es la apertura de la VIII Bienal de Artes Visuales del Istmo Centroamericano (Bavic) en el MAC. Luego de nueve años, rotando por algunos de los otros países integrantes (Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua), Panamá vuelve a ser anfitriona por segunda vez de esta ventana de arte visual regional.

Las paredes del MAC acogen propuestas de 38 artistas, 36 centroamericanos que fueron seleccionados por la organización de Bavic, y dos artistas (Carlos Amorales y Rubén Gutiérrez) de México, el país invitado, de donde también provienen los curadores José García y Paola Santoscoy.

EL MONTAJE

La semana pasada, Paulina Velázquez y Travis Johns, de Costa Rica, montaron ‘Raro’, título de su propuesta. Seis esculturas sonoras fabricadas en tela, basadas en formas de vegetales ‘mutantes’ conforman la expresión artística. Aseguraron que entre ésta y el público habrá interacción, debido a los sensores y microcontroladores programados para reaccionar ante la presencia humana, generando ‘un paisaje sonoro y cambiante’, dijo Velázquez.

‘El coleccionista’, que trata sobre la habitación de un personaje ficticio y su relación con las cosas que lo rodean, también es un proyecto de un dúo costarricense: Carolina Parra y Xavier Villafranca.

‘Precipitación de ternura’ del hondureño Gabriel Vallecillo también fue montada el jueves pasado. Él expone a una Tegucigalpa, que se desborda en lágrimas ante las injusticias sociales y políticas. En varias ventanas, Vallecillo proyecta las imágenes cambiantes de la situación de su país.

Jahfis Quintero, uno de los artistas panameños, muestra una serie de 18 cuadros, con rostros conocidos, como el del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

INTERCAMBIO DE IDEAS

Adrienne Samos, una de las organizadoras en Panamá, habló de ‘De facto: acciones desbordantes’, un simposio que se efectuará el miércoles 16 y jueves 17 de enero, el cual ‘se centrará en la gente, las estrategias, los retos y las repercusiones en torno a proyectos transformadores en Centroamérica, el Caribe y México’, explicó Samos, por teléfono.

La serie de conferencias y mesas redondas también contará con la participación de Rocío Aranda Alvarado, curadora del Museo del Barrio de Nueva York; Bayardo Blandino, director de Mujeres en las Artes; Humberto Vélez, director de Visiting Minds, y Mónica Kupfer, fundadora de la Bienal de Arte de Panamá.

La bienal clausura el viernes 18 de febrero.