Temas Especiales

21 de May de 2022

Café Estrella

Últimos detalles pre-carnaval

RIO DE JANEIRO. La fiesta más importante en el calendario brasileño está próxima a llegar, el Carnaval. Máscaras, carros alegóricos, pre...

RIO DE JANEIRO. La fiesta más importante en el calendario brasileño está próxima a llegar, el Carnaval. Máscaras, carros alegóricos, presentación de desfiles de zamba, entre otros detalles ya están listos para iniciar esta fiesta.

Los trabajadores del Sambódromo, escenario del Carnaval, afinan los últimos detalles para dar inicio a la fiesta ‘del rey Momo’ este viernes 8 hasta el miércoles 13 de febrero.

El viernes de carnaval el ‘rey Momo’ recibirá las llaves de la ciudad de manos del alcalde Eduardo Paes, quien le entregará simbólicamente el gobierno para dar inicio oficial a esta fiesta. Este mismo día las escuelas de samba infantil inaugurarán la pasarela del sambódromo.

Tras el desfile las 14 escuelas participantes competirán por el título de ‘campeona del carnaval’ desfilando con agrupaciones de unos 4 mil participantes cada una, vestidos con trajes y acompañados de lujosos carros alegóricos. Estas se realizarán en las noches del 11 y el 12 de febrero en el Sambódromo.

EL LUGAR

La ‘Pasarela del samba’ (verdadero nombre del Sambódromo) es una avenida de 720 metros rodeada de gradas a cielo abierto y de vestuarios que termina en la Plaza del Apoteosis, no muy lejos del centro de Rio de Janeiro. Fue inaugurado en 1984, concebido por el arquitecto Oscar Niemeyer, muerto a los 104 años en diciembre pasado. Tiene una capacidad de total para unas 72.500 personas.

CARNAVAL CANINO

Esta fiesta es sin duda la más grande de Brasil. Allí todos participan, y es que ni los perros se la pierden.

El pasado domingo en las calles de Río de Janeiro fue decididamente extravagante, pues la mitad eran humanos y la otra eran perros, aunque el contingente canino fue a todas luces el mejor vestido.

Varios cientos de asistentes de las dos especies participaron en la 11ma edición de la llamada Blocao, la más allegada a los animales de las casi 500 ‘blocos’ o fiestas agitadas con mucho alcohol que paran el tráfico durante el Carnaval de Río de Janeiro.

Los propietarios de mascotas —en chanclas, pantaloncillos y camisetas— desfilaron por la playa de Copacabana con canes de varias razas que portaban elegantes camisas de cuello alto, tutús rosas, sombreros cómicos, esmóquines a rayas con capas de raso y una amplia diversidad de atuendos para los participantes de cuatro patas.

Las personas se meneaban y contoneaban al sonido de la samba con tradicionales melodías de carnaval que brotaba estruendosamente de un camión con altoparlantes, adecuadamente disfrazado de perro.

‘Por lo general no me gustan los blocos, pero a ella le fascina’, dijo Angélica Nieva, orgullosa propietaria de una mezcla de poodle y yorkie, Belinha, la cual llevaba un suelto vestido blanco de novia y un velo recatado. ‘Se está divirtiendo como nunca’.

Aunque Cica es una veterana de este tipo de actividades, las fiestas nunca dejan de encantarle a la minipinscher, de 10 años de edad, vestida para la ocasión como hawaiana con una maraña de oropel, dijo su propietaria, Sonia Rainho, de 78 años.

Entre los canes, el ambiente fue pura cordialidad. Apenas si se escuchó un gruñido y las colas no pararon de menearse, según publicó The Associated Press.