Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Café Estrella

La larga caída de Lohan

PANAMÁ. La actriz, modelo y cantante Lindsay Lohan está acostumbrada a visitar los tribunales de justicia en Estados Unidos, durante los...

PANAMÁ. La actriz, modelo y cantante Lindsay Lohan está acostumbrada a visitar los tribunales de justicia en Estados Unidos, durante los últimos cinco años. Consigue pocos trabajos, logró el protagónico de Elizabeth Taylor en la cinta para pantalla chica Liz & Dick, y actuará en The Canyons, filem que debe esperar a la rehabilitación de la actriz.

Problemas por manejar bajos los efectos del alcohol, peleas con personas desconocidas, con su propia madre y hasta con la policía, son noticias en los diarios estadounidenses.

Ese camino decadente no sólo lo ha transitado Lohan. Otros jóvenes famosos estuvieron inmersos en drogas, alcohol y riñas, pues no supieron controlar sus vidas en momentos de gloria. Britney Spears (31 años), Drew Barrymore (38 años), Macaulay Culkin (32 años); las gemelas de la serie de los años 1990, Full House, Mary-Kate y Ashley Olsen (26 años) y hasta Dakota Fanning (19 años); ellos sufrieron altibajos en su carrera artística y en su vida personal. Uno de los casos más polémicos fue el del reconocido actor de Mi pobre angelito (1990) Macaulay Culkin. En septiembre de 2004 fue detenido en Oklahoma City por posesión de drogas. En poder de Culkin se encontraron 17,3 gramos de marihuana y sustancias peligrosas que había conseguido sin receta médica como antidepresivos y otras píldoras. El actor fue detenido en la cárcel y se le interpuso una fianza $4 mil.

El actor Haley Joel Osment (24 años), reconocido por su papel en la cinta El sexto sentido (1999), también arruinó su carrera por el uso de estupefacientes. Pero quien acabó peor fue el actor Brad Renfro, el niño de la cinta The Client, quien en 2006 pasó 10 días en la cárcel por conducir bajo los efectos de la heroína. En 2008 fue encontrado muerto en su apartamento, en Los Ángeles, a los 26 años. El 8 de febrero se determinó que la muerte fue provocada por una intoxicación de heroína y morfina.

Psicólogos locales analizaron a grosso modo las conductas que sufren estos jóvenes famosos y que llegaron a perder el equilibrio de sus vidas.

EL PATRÓN

La psicóloga clínica Issa Farides explicó que la conducta de las celebridades jóvenes parecen actitudes de autosaboteo que entre varios factores se deben principalmente a que empiezan a cosechar grandes éxitos desde edades muy tempranas; por lo tanto, no cuentan con la madurez emocional suficiente para asumir de manera correcta los halagos, la crítica, la aprobación y a la vez la desaprobación, la admiración o el rechazo.

‘En consecuencia se desbocan en placeres como una manera de alivio al sentimiento de desasosiego que causa no cumplir con las altas expectativas que tiene la sociedad hacia ellos’, agregó.

Mónica Alegre, otra especialista en psicología, sostiene que la conducta irracional y a veces peligrosa en que incurren los jóvenes puede deberse a que la toma de decisiones en esta etapa se ve influenciada principalmente por la presión de grupo, el estatus socioeconómico y la influencia parental. Debido a que su identidad está apenas en formación, no suelen tomar sus decisiones basados en alternativas, consecuencias, costos y beneficios.

‘Las celebridades jóvenes entran a un mundo para el que no están preparados. Se enfrentan constantemente al escrutinio público y al rechazo. Se exponen más temprano a las drogas y al alcohol, debido a la abundancia y accesibilidad que existe en ese medio. Generan grandes sumas de dinero y crean una falsa madurez, y se saltan experiencias acordes con su edad, para vivir como personas mayores’, reforzó Alegre.

Las psicólogas coinciden en que estos factores llevan a estas personas a la creencia de que son capaces de tomar decisiones impropias para su edad.

Debido a estos factores de riesgo, las celebridades adolescentes son más propensas a consumir y abusar de alcohol y drogas, y de participar en otras actividades de conducta peligrosa.