Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Cultura

El fenómeno de las Eco-Celebridades

PANAMÁ. Algunas celebridades han aprovechado su fama para sumarse a causas ambientalistas y luchar a favor de los derechos de los anima...

PANAMÁ. Algunas celebridades han aprovechado su fama para sumarse a causas ambientalistas y luchar a favor de los derechos de los animales, así como apoyar a la reforestación de los bosques, con el fin de preservar a nuestro planeta.

Comencemos con Natalie Portman. Esta actriz vegetariana está tan ligada al tema ecológico que decidió lanzar una línea de zapatos con materiales naturales y ha dedicado mucho tiempo para dar a conocer los derechos de los animales.

Por su parte, Giselle Bundchen, la modelo mejor pagada del mundo también se embarcó en el compromiso con temas ambientalistas, y ha destinado un porcentaje de las ventas de su línea de sandalias Ipanema a la reforestación.

La actriz Kate Hudson no se queda atrás y junto a su amigo, el estilista David Babaii, han lanzado una línea de productos para el cabello, con el fin de proteger la fauna salvaje, a través de la Ong Wildaid.

La diseñadora Stella McCartney es miembro de PETA, asociación que defiende a los animales, por lo tanto está en contra del uso de pieles, las cuales ni siquiera considera en sus diseños. Además, la hija del ex Beatle creó una línea de cosméticos, también ecológicos, llamada Care.

Además de lanzar sus propias líneas o productos ecológicos, las celebridades incorporan a sus vidas artículos que no afectan al planeta. Tal es el caso de Leo DiCaprio y Cameron Díaz, que conducen carros híbridos; Morgan Freeman, Johnny Depp, Orlando Bloom y Kirsten Dunst, eléctricos. Salma Hayek y Gwyneth Paltrow que instalaron paneles solares en sus hogares igual que Cate Blanchett, que además acopia el agua de lluvia en su casa.

Otras, apoyan asociaciones y fundaciones como la actriz juvenil, Hayden Panetttiere que cuida los delfines al punto de sumarse a unos surfistas de Japón, con el fin de impedirles la cacería de estos mamíferos. La onda ecológica está de moda, súmate!