Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Cultura

Literatura de denuncia política

PANAMÁ. Hay quienes consideran que el arte y la política no se mezclan, que una visión artística no debe estar comprometida con las ide...

PANAMÁ. Hay quienes consideran que el arte y la política no se mezclan, que una visión artística no debe estar comprometida con las ideologías de turno.

Esta es una opinión que no es compartida por la escritora Rose Marie Tapia. La autora de “Caminos y encuentros” y “Roberto por el buen camino” está convencida de que “el escritor tiene el deber de ser testigo de su tiempo”. “No podemos cerrar los ojos e ignorar la realidad que nos golpea el rostro”, agrega.

La novelista comenta que no tiene escrúpulos al momento de denunciar la corrupción, aunque para ésto tenga que abandonar las “figuras literarias” y ser completamente literal.

Su nueva novela “Agenda para el desastre”, es un perfecto ejemplo de la preocupación de la autora, que en el año 2000 recibió una mención honorífica en el Concurso Literario Ricardo Miró, por los temas de la política criolla.

La obra representa la segunda parte de la trilogía novelística que Tapia comenzó en el 2007 con la publicación de “No hay trato”.

En el caso de “Agenda para el desastre”, la novelista ha decidido no recurrir al típico acto formal de presentación de una nueva obra. En su lugar, ha optado por organizar dos sesiones de firma de libros, que se llevarán a cabo el próximo viernes, desde las 6 p.m., en la librería Exedra Books; y el sábado 14, en el Gran Morrison de El Dorado, a partir de las 4:00 p.m. “Los escritores debemos intentar hacer eventos diferentes para que los lectores participen”, señala la escritora quien fundó el colectivo literario “Letras de Fuego”.

La prolífica autora, que afirma trabajar hasta en dos libros al mismo tiempo, asegura que la entrega final de la trilogía de la que forman parte “No hay trato” y “Agenda para el desastre” será publicada a principios del 2011. El próximo año Tapia espera publicar una novela para niños y jóvenes.