Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Cultura

El sancocho

A rrancó la fiesta del Carnaval y junto a ella la gastronomía local se toma las calles. A la cabeza de los menú está el plato típico por...

A rrancó la fiesta del Carnaval y junto a ella la gastronomía local se toma las calles. A la cabeza de los menú está el plato típico por excelencia, el sancocho, que figura entre los más buscados. Por eso, la broma de que el santo de los Carnavales es el “San Cocho”.

Esta sopa de pollo tiene muchas variantes de provincia en provincia, pero la más reconocida es la que hacen en la provincia de Los Santos. Las fondas como “El Ciruelo” y otras que se levantan a lo largo de los desfiles en cada lugar hacen grandes ollas del caldo que revive muertos y corta “gomas”.

Pero si usted no carnavalea o prefiere hacer su propio Carnaval en la comodidad de su hogar, junto a familiares y amigos, puede disfrutar de este rico platillo, descomplicado y fácil de preparar. Elena López Guardia, una experta cocinera que recibe con este plato a sus invitados en Penonomé, comparte su receta de sancocho panameño con los lectores de EGO.

Para hacer este exquisito plato al estilo interiorano, solo necesita los siguientes ingredientes : 1 pollo entero picado en 8 presas, agua, 4 tazas de ñame cortado en trozos medianos y para condimentar 8 hojas de culantro picadas, sal y orégano al gusto.

Modo de preparación: El primer paso es quitar la piel al pollo. Condiméntelo con la sal, ajo, culantro y cebolla. Déjelo en reposo un ratito con los aderezos. Luego colóquelo en una olla a fuego medio y tapado, para que sude. El pollo va a soltar su jugo natural con el que se sofríe y cocina al vapor. Alrededor de 20 minutos después, destape y agregue agua hasta cubrir el pollo. Lleve a hervor, baje la llama y cocine a fuego muy lento para que el caldo absorba el sabor del pollo y de las hierbas, alrededor de unos 20 minutos más.  Transcurrido ese tiempo, agregue el ñame. Continúe cocinándolo a fuego lento, hasta que el pollo adquiera la consistencia deseada.

Cuando ya está casi listo, añada más culantro y el orégano. Puede acompañar con arroz blanco o trozos de pan. Muchos agregan otras verduras además de mazorcas de maíz, pero esto altera el sabor original del caldo. Algunos otros opinan que el sancocho cocinado en fogón con leña adquiere un sabor peculiar que lo hace todavía más delicioso.