Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Cultura

Vicente Fernández sigue siendo ‘El Rey’

EL 24 DE. septiembre será un día que ni el rey de las rancheras mexicanas, ni los panameños podrán olvidar. Y es que por primera vez e...

EL 24 DE. septiembre será un día que ni el rey de las rancheras mexicanas, ni los panameños podrán olvidar. Y es que por primera vez en la historia de su carrera artística Vicente Fernández se presentó en el Figali Convention Center con su gira denominada “Para Siempre Tour 2009”, que inicio en febrero y que por fin llegó a Panamá esta semana.

Eran las 7 de la noche y ya se podía ver a las personas llegando hasta el Figali, señoras en sillas de rueda, en andaderas, con bastones y aún con su edad avanzada se sumaron a las más de seis mil personas que llegaron para escuchar a “El Charro de Huetitán”, conocido también como “El Rey” y “Don Chente”, entre las que había también mucha juventud.

“El Rey” se presentó por tres horas y media y cantó 40 canciones en medio del grito y los suspiros de panameños, colombianos, venezolanos y mexicanos que asistieron al concierto. La panameña Grettel Garibaldi fue la telonera. Parece que el precio de los boletos entre 400 y treinta dólares para ver al intérprete más reconocido de la música mexicana no fue un obstáculo.

Vicente Fernández inició su concierto con la canción que para él representa el himno de su tierra natal “Esos altos de Jalisco”. Luego siguió con temas que se han vuelto clásicos reconocidos: “Por tu maldito amor”, “El último beso”, “Si nos dejan”, “Vale más un buen amor”; una que no podía faltar, “México lindo y querido”; “De qué manera te olvido”, “Los mandados”, “La ley del monte” y “El rey”. El cantante se sorprendió cuando entre el público le pidieron que interpretará una de sus canciones más antiguas “Juan Charrasqueado”.

En medio de la canción “Acá entre nos” Vicente cantó a capela el coro del tema en cuestión y su voz se pudo escuchar sin micrófono, potente, por todo el Figali, provocando que a más de uno se le erizara la piel.

Algo que no puede faltar en un escenario donde cante Fernández, son sus dos botellas de coñac que, de vaso en vaso, muy ágilmente sus asistentes le cambiaban cada vez que los terminaba. Y a pesar de que en el centro de convenciones no se puede fumar esa noche para “El Rey”, sí había licencia, porque se deleitó con tres cigarros mientras entonaba sus conocidas canciones.

Y como siempre las fanáticas de Fernández terminan subiéndose al escenario, en Panamá no fue la excepción. Una joven logró burlar la seguridad que rodeaba la tarima subió y terminó estampado un apasionado beso al veterano, pero atractivo artista, ante la mirada del auditorio estupefacto.

“El Rey”, quien permaneció en el país por cuatro días, prometió volver a pisar suelo panameño el año que viene. Esas fueron sus palabras de despedida, a lo que los fanáticos respondieron a coro ¡Chente, Chente, Chente!, quienes de seguro, esperarán con ansias que cumpla. Vicente Fernández demostró una vez más por qué sigue siendo “El Rey”.