Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Cultura

Paraíso con todo incluido

En el litoral del pacífico panameño, sobre las tórridas arenas de las playas de Santa Clara, a una hora y 45 minutos del Aeropuerto Inte...

En el litoral del pacífico panameño, sobre las tórridas arenas de las playas de Santa Clara, a una hora y 45 minutos del Aeropuerto Internacional de Tocumen, se erige un enclave paradisíaco que lleva por nombre Breezes Resort & Spa Panamá, un sitio diseñado para el solaz, donde los afanes de la vida cotidiana quedan reducidos a un lejano recuerdo. Las preocupaciones del visitante se desvanecerán con la misma facilidad con que una ola borra las huellas de una sandalia sobre la arena.

Este hotel de 294 habitaciones, incluyendo 12 suites, forma parte de la cadena jamaiquina SuperClubs Breezes Resorts. Con una ocupación del 40%, Breezes Resort y Spa Panamá comenzó sus operaciones a principios de octubre, en el complejo residencial y turístico Bijao, ubicado en la provincia de Coclé.

Bastará solo con completar el check-in para que un rosario de deleites se le presente al turista, ya sea interno o foráneo: servicios de spa , jacuzzis, áreas para la práctica de deportes como el tenis y el voleibol, etc. En sus instalaciones es posible practicar toda suerte de deportes acuáticos como el esquí acuático, windsurfing , kayak, etc. Asimismo, podrá refrescarse con su cerveza o trago favorito en cualquiera de los cinco bares del hotel, o degustar la variada oferta gastronómica disponible en cualquiera de sus restaurantes. Todo esto sin necesidad de tener que desfundar su billetera. Como dicen en Jamaica: “No problem”.

Y en esto consiste precisamente el concepto de “Super-Inclusive”, desarrollado por la cadena hotelera. “Se trata de brindar espacios y ambientes únicos para todos los gustos, edades y eventos” comenta Alexandra Barreto, encargada de relaciones públicas y mercadeo de Breezes Resorts. Enfatiza que por un mismo precio sus huéspedes pueden disfrutar de un “placentero alojamiento en hermosas habitaciones, debidamente equipadas, bebidas nacionales e internacionales ilimitadas, cocina gourmet, etc”.

“De esta forma le garantizamos a nuestros clientes que no solamente obtendrán todo lo que es posible conseguir en un 'todo incluido', si no que además recibirán lo mejor que la industria tiene que ofrecer”, precisa Víctor Manjarrés, asesor de asuntos latinoamericanos para la presidencia de SuperClubs Breezes.

Unas 300 personas, de entre cinco mil empleados con los que esta cadena cuenta a nivel internacional, estarán a cargo de hacer su estadía lo más placentera posible. En su hotel en las costa panameñas, SuperClubs Breezes también implementará su política de “cero propinas”. De acuerdo con la misma, si un huésped complacido busca retribuir monetariamente las atenciones recibidas durante su estadía, ningún miembro del equipo de Breezes aceptará la propina. “Es como si alguien fuera a tu casa, recibe tus atenciones y después trata de darte una propina. Por su supuesto que usted no la aceptaría”, afirma.

El personal de seguridad se encarga de prevenir que una persona que no sea huésped saque provecho del open comida y open bar disponible de manera sempiterna en todo los hoteles Breezes. Aunque en sus hoteles en Jamaica los huéspedes no llevan cintillos, los mismos si serán distribuidos entre sus clientes en Panamá dada la proximidad de residencias y otros resorts en la zona de Santa Clara.

Esta localidad fue seleccionada por Breezes para construir su primer hotel en el Istmo debido a que en esta región, conocida como “El Arco Seco”, se registran menos precipitaciones a lo largo del año. Tal como explica Manjarrés, otro factor que se consideró fue la proximidad en relación a la capital y sitios turísticos como El Valle, así como con otros destinos en las provincias de Coclé, Panamá y las zonas aledañas. “Además tomamos en cuenta el hecho de que Bijao es un zona residencial muy exclusiva”, manifestó.

Agrega que la decisión de establecer operaciones en Panamá también se debió al “enorme potencial ecoturístico” del país y su condición como centro de negocios emergente, no solamente “en el contexto de América Latina, si no de todo el continente”.

En el Breezes Resort & Spa Panamá, tanto nacionales como turistas procedentes de alrededor de 15 países tendrán la oportunidad de disfrutar de un heterogéneo menú: en el restaurante Martino´s podrán saborear platos representativos de la cocina italiana; de la gastronomía oriental al mejor estilo Teppanyaki, en el restorán Munasan; del ecléctico bufet Taboga, donde siempre podrá encontrar comida en abundancia, ya sea durante el desayuno, almuerzo o cena; y de la oferta de tentempiés en la parrillada Coco Solo.

Finalice una deleitosa jornada con una bebida en el club nocturno situado en el Canopy Lounge, o si lo prefiere puede encaminar sus pasos al Sport Bar, donde podrá repasar los marcadores finales del deporte de su preferencia. Para aquellos que, a pesar del evidente paso de las horas, se afanan en proclamar que la noche todavía no ha superado la mocedad, les esperan las pistas de baile.

DESTINO: MATRIMONIO

Cualquiera que visite el Runaway Bay Breezes Resort y Golf Club o el Río Bueno Breezes Resort y Spa, dos de los cuatro hoteles que esta cadena ha establecido en Jamaica a lo largo de 30 años de operaciones, se topará con un gazebo que se levanta en el área de playa. Bajo su techo se realizan nupcias constantemente. “El destino de bodas es un mercado muy importante no solamente en Jamaica, sino en el resto de los países en los que operamos: Bahamas, Curazao, Cuba, Jamaica, Brasil y Panamá”, destaca Manjarrés.

Además de estas estructuras, existen otros rincones un poco retirados que contribuyen a crear una atmósfera romántica, propicio para la realización de casamientos y la celebración de aniversarios. Desde los arreglos florales hasta el sacerdote que oficie la ceremonia, el staff de Breezes se hará cargo de cada detalle. Lo único que le restará a usted será decir que sí, o si lo prefiere, puede optar por el más que enfático “¡Yes man!”., utilizado frecuentemente en Jamaica, tierra donde esta cadena fue fundada en 1976.