Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Cultura

Pintor de sueños y mensajes

PANAMÁ. Bodegones que presentan no solamente objetos inertes, sino también palomas; retratos con un toque de fantasía; paisajes que hace...

PANAMÁ. Bodegones que presentan no solamente objetos inertes, sino también palomas; retratos con un toque de fantasía; paisajes que hacen referencia a la feminidad y la naturaleza. Los cuadros del pintor español Alberto Pacorbo reconcilian elementos tanto de la pintura realista como surrealista.

“Durante mis pininos como pintor, hace más de 30 años atrás, me interesé por captar la técnica de los grandes maestros españoles, como Velásquez y Goya. Mi pintura también experimentó una influencia posterior del surrealismo y el realismo mágico”, indica el artista, que se encuentra radicado desde hace aproximadamente 10 años en la ciudad de Miami, Estados Unidos.

Asegura que del surrealismo siempre le ha llamado la atención la parte onírica, la tentativa de “cambiar el mundo que tienes por delante y ofrecer otra visión, o bien la posibilidad de pintar un sueño”.

Hasta el 10 de mayo 20 obras de este pintor originario de la ciudad de Soria, España, podrán ser apreciadas en la galería Imagen. Estos trabajos en óleo, que van del bodegón al retrato, conforman la exposición “Naturaleza, soledades y sueños”, la cuarta muestra que Pancorbo ha presentado en las galerías de la localidad.

Una de los lienzos incluidas en esta exposición es el cuadro titulado “El bosque mágico”, un paisaje que muestra dos prendas de mujer entrelazadas en medio de los ramajes de un bosque. De acuerdo con Pancorbo, la pintura representa una alusión a la madre naturaleza, un tema que se repite en su obra. “En mis cuadros hay mensajes ocultos, acerca de la vida, de mi visión del mundo, de mi filosofía”, comenta.

Además de los mensajes subrepticios, en sus creaciones se da un “juego de colores y fantasías”. “La técnica es un vehículo que me permite poder pintar un idea, crear un cuadro que incite a la reflexión”, expresa.

Durante su juventud el pintor residió en Barcelona, España, adonde entró en contacto con los curadores de la “Sala Gaudí”, una galería especializada en arte fantástico y surrealista, como las creaciones del genial arquitecto catalán Antoni Guadí.

Pancorbo también residió en Colombia, país al que fue invitado para exponer sus pinturas a finales de la década de los ochenta. Posteriormente se mudó a los Estados Unidos. “El paisaje de Colombia es completamente diferente al de España. Es bueno que el artista salga de su tierra, donde nadie es profeta”, puntualizó.