12 de Ago de 2022

Cultura

¿Quién manda, el amor o el dinero?

PANAMÁ. Durante el noviazgo, la relación parece estar salpicada de magia. No hay límites. Se ama con intensidad y a la pareja no le impo...

PANAMÁ. Durante el noviazgo, la relación parece estar salpicada de magia. No hay límites. Se ama con intensidad y a la pareja no le importa cuánto invierte en regalos o salidas a cenar. Ese es su momento.

Luego esa emoción culmina en la compra de un anillo de compromiso, la boda de sus sueños y una luna de miel exótica o como en la mayoría de los casos sin luna de miel. Después llega la realidad. Hay que cumplir con las responsabilidades de la casa.

POSIBLES CAUSAS

El psicólogo Eliecer P. Rivera hace énfasis en que a veces las relaciones de parejas se dañan o se disuelven cuando el comportamiento, ya sea, por parte de la mujer o el hombre tiende a cambiar. Es decir, ambos no comparten por igualdad los gastos o los compromisos del hogar. Y peor aún cuando tienen niños de por medio.

Así pues en las discusiones entre parejas el aspecto económico tiene más importancia que el amor. En su opinión, los problemas relativos a la administración familiar, son los causantes de los rencores. ‘Es interesante observar que la mayoría de los hombres opina que las mujeres gastan demasiado, mientras que las mujeres consideran irresponsables a sus maridos en materia económica, y poco atentos a las exigencias de la casa’, detalló Rivera.

¿El amor pasa entonces a segundo plano? Algunas de las parejas que vienen a mi consultorio han señalado que estarían dispuestos a tolerar una pequeña infidelidad antes que un problema económico. ‘Por lo que opino que sí, podría el amor pasar aun segundo plano en muchos casos’, señaló.

‘Hoy día el dinero tiene más valor que el cariño, es muy triste porque esto significa que los valores han dejado de tener importancia en nuestras vidas, las guerras que hay en el mundo se hacen por dinero’, enfatizó.

Por su parte, la relacionista de parejas Sandra E. de Vásquez, explica que no es que el dinero compre al amor sino que brinda comodidades. Pero, a veces las personas tienden a reemplazar sus sentimientos por éste, lo que trae como consecuencias los problemas familiares hasta llegar al divorcio.

Lo que ella recomienda es que se comprendan y se tengan mucha paciencia.