09 de Dic de 2022

Cultura

Carta a los cocineros del mañana

La segunda cumbre gastronómica del G9 concluyó en la capital de Perú con la ‘Declaración de Lima’, donde se resalta que la cocina se con...

La segunda cumbre gastronómica del G9 concluyó en la capital de Perú con la ‘Declaración de Lima’, donde se resalta que la cocina se convirtió en una herramienta de transformación social que puede ayudar a cambiar los patrones de alimentación del mundo.

‘La cocina constituye una poderosa herramienta de transformación y puede cambiar la alimentación del mundo gracias al trabajo conjunto de los cocineros, productores y comensales’, dice el texto elaborado por la vanguardia culinaria que integran 9 de los cocineros más influyentes del mundo, con el español Ferrán Adriá al frente.

‘Los cocineros deben estar comprometidos y conscientes de su contribución a una sociedad más justa, solidaria y sostenible’, afirmó el chef peruano Gastón Acurio, que leyó la declaración en una rueda de prensa.

El documento, denominado también ‘Carta abierta a los cocineros del mañana’, sugiere el papel que los profesionales de la cocina deben cumplir en la protección de la naturaleza.

‘Tu trabajo depende de los frutos de la naturaleza. Como resultado, tienes la responsabilidad de defender la naturaleza y de utilizar tu cocina y tu voz como medio de recuperación y promoción de determinadas variedades y especies’, indica el encabezado del texto.

‘Consideramos que la cocina es algo más que la respuesta humana a la necesidad de alimentarse, es más que la búsqueda de felicidad’, señalan los firmantes, que integran el Consejo Asesor del Basque Culinary Center que preside Adriá.

El G-9 lo integran Adriá, Yukkio Hattori (Japón), Massimo Bottura (Italia), Michel Bras (Francia), René Redzepi (Dinamarca), Dan Barber (Estados Unidos), Gastón Acurio (Perú), Alex Atala (Brasil) y Heston Bluementhal (Reino Unido).

La cumbre de esta singular vanguardia se realizó en forma paralela a Mistura, la mayor feria de comida del Perú y de Latinoamérica.

El Basque Culinary Center se creó en 2009 y tiene su sede en San Sebastián (España).