Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Cultura

¿Cómo es la tamborera de hoy?

‘Cuando un género fusiona otros ritmos es que está evolucionando, y si está evolucionando quiere decir que otra generación con otro conc...

‘Cuando un género fusiona otros ritmos es que está evolucionando, y si está evolucionando quiere decir que otra generación con otro concepto lo está consumiendo. Quizá [la tamborera] ha dejado de evolucionar y por eso la aceptación es menor’, asegura el productor musical Ricky Ramírez.

Es poco realista pensar que en las estaciones de radio pudiese despertar el interés de la audiencia hacia una canción a la manera de los años cuarenta. La tamborera, como la cantó Silvia De Grasse o como la interpretó Lucho Azcárraga, así como el bolero como lo cantaron Felipe Pirela o Daniel Santos, son cosa del pasado. Pero aun se escriben y escuchamos nuevos boleros.

Nuevas versiones de tamboreras conocidas y algunas fusiones con el género se han hecho en los últimos años. Probablemente usted no los ha escuchado o si lo ha hecho, no las ha identificado.

Ricky Ramírez fue el productor del primer disco compacto de Alejandro Lagrotta, titulado ‘Oasis’. ‘En esa producción combiné el R&B con la tamborera y hasta con murga en los temas ‘El beso helado’ y ‘El Milagro’’. Ambas tuvieron mucha aceptación de parte de la juventud y la radio y nadie discriminó el hecho de que se habían combinado géneros panameños con anglosajones’, asegura Ramírez.

La misma producción de Lagrotta cuenta con un tema de Yigo Sugasti llamado ‘Increíble’. ‘No es una tamborera pura, pero la base de su composición sí lo es, pero entra dentro de la fusión o música del mundo’, dice su autor.

‘Siempre me ha motivado poner en mi música elementos de mi Panamá, si no en las letras, en el ritmo, pero eso siempre ha estado presente’, afirma Lagrotta quien se encuentra en Inglaterra haciendo estudios de producción musical y para quien el uso de los instrumentos, ritmos y líricas nacionales en la música popular ‘es algo que ha estado ocurriendo desde hace mucho. Pero creo que es algo tan bonito que merece internacionalizarse’.

Ramírez arregló para Karen Peralta el tema ‘La Guayabita’ con ‘dembow’ (vertiente de reggae) y mejoranera.

Las fusiones son un tema muy delicado para los folcloristas pues consideran que puede correrse el riesgo de perder la esencia del género. Carrasco establece que ‘la tamborera se debe preservar como una muestra más del ingenio musical panameño. Se puede disfrutar en los centros turísticos, en las escuelas, sus ritmos pueden utilizarse para ilustrar logros nacionalistas o institucionales. Estas reflexiones las comparto resultado de mis conversaciones directas con personalidades como Pepe Zamora, Dora Zárate y el mismo Lucho Azcárraga, a quienes tuve la dicha y el honor de entrevistar para mi tesis de licenciatura’.

En tanto, Ricaurte Willarreal considera que ‘debe retomarse el festival y ser enfático a la estructura original de la misma, para no desvirtuar su esencia’.