Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Cultura

29 artistas chinos, entre los desaparecidos en el vuelo MH370

Un grupo de 29 artistas chinos embarcaron en el vuelo MH370 de Malaysia Airlines que desapareció después de despegar la noche del vierne...

Un grupo de 29 artistas chinos embarcaron en el vuelo MH370 de Malaysia Airlines que desapareció después de despegar la noche del viernes de la capital de Malasia, Kuala Lumpur, con destino Pekín, donde nunca llegó a aterrizar.

El grupo estaba formado por 19 pintores y calígrafos, seis familiares de éstos y cuatro miembros de la compañía china que les agrupó para viajar a Malasia, informa hoy el diario "South China Morning Post".

Los artistas procedían de diversas partes del país como Pekín, Shanghái, la provincia oriental de Shandong y la de Jiangsu, la de Sichuan (en el sur) y la región de Xinjiang (en el oeste), y viajaron al país vecino para inaugurar una exposición de cuatro días, de martes a jueves, la cuarta organizada por la firma Art Peninsular en Malasia en colaboración con la china ibicn.com.

"Les vi en el aeropuerto alrededor de las 21.30 hora local (13.30 horas GMT) después de ayudarles a hacer el embarque. Entonces, llamé a Hou Bo, el jefe de la comitiva organizadora china, después de media noche y él dijo que todo estaba bien", relató Liao Weicheng, el director de la firma "Art Peninsular".

Hou, de 33 años, es uno de los pasajeros de la lista del vuelo H370 publicada por la compañía Malaysia Airlines. El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes) y tenía previsto llegar a Pekín unas seis horas más tarde.

El grupo de artistas incluye a Meng Gaosheng, el vicepresidente de la Asociación de Calígrafos de China, y a Memetjan Abra, un pintor uigur de la región autónoma de Xinjiang, uno de los más jóvenes del colectivo.

El más mayor es un hombre de 76 años, Liu Rusheng, procedente de la urbe de Nanjing, en la provincia oriental de Jiangsu, y quien viajaba acompañado de su mujer.

También se cree que tres niños, una embarazada y varios budistas viajaban a bordo del Boeing 777-200, según indica la prestigiosa revista Caixin, que explica que los budistas querían participar en un evento religioso celebrado el 2 marzo al que asistieron más de 30 mil creyentes de todo el mundo, incluyendo más de 100 chinos.