Temas Especiales

25 de May de 2020

Cultura

Cuando los obstáculos son la motivación

El Club Soroptimista Internacional Panamá Pacífico realizará homenaje a mujeres que se distinguen por su ayuda a mujeres

Cuando los obstáculos son la motivación
El Club Soroptimista Internacional Panamá Pacífico realiza labor social en Panamá.

Tener motivación para lograr metas educativas y profesionales, tiene sus recompensas. Este año el Club Soroptimista Internacional Panamá Pacífico recompensará a Francisca Aspirilla con el Premio Soroptimista Vive Tu Sueño ‘porque cumple el perfil del principal proyecto de servicio de la organización'.

La organización voluntaria global realizará el próximo miércoles 9 de marzo la ceremonia de premiación a mujeres que se distinguen por su ayuda a mujeres (Premio Ruby) , y a mujeres que luchan por mejorar su vida por medio de la educación (Premio Vive Tu Sueño).

Además de proporcionar el apoyo financiero primordial de sus familias, las solicitantes elegibles para el Premio Vive Tu Sueño deben asistir a un programa de estudios universitarios o formación técnica, tener necesidad económica, motivación para lograr sus metas educativas y profesionales y residir en uno de los países y territorios miembros de Soroptimista Internacional de las Américas, explicó Gloriela de Pinzón, Coordinadora Vive Tu Sueño.

Este premio se otorga todo los años. A nivel de los clubes se hace un certamen y se escoge la candidata que mejor llene el perfil de la mujer que lucha por medio de la educación a mejorar su vida y los que dependen de ella. Luego se presenta la candidata del club, aquí en Panamá hay 6 clubes. Se envía los nombres de las ganadoras a la Región Mexico Centroamérica. Se compite entre los 17 clubes de México y Panamá. La ganadora recibe 5 mil dólares.

Este año Aspirilla se hace merecedora del máximo galardón entregado por la fundación pues ‘ha sido una mujer luchadora desde su infancia'. Su amor a la cocina y su ilusión de lograr educar a sus hijos, y su persona la fortaleció para superar todas las pruebas y vicisitudes que la vida le puso en el camino.

Aspirilla se caso muy joven, tuvo 3 hijos, divorció y empezó a luchar sola por su sueño. Vive en área rural de Chilibre en una casa de bloques de cemento que con mucho esfuerzo construyó. Su vida ha sido trabajar, y estudiar hasta estar hoy en el último año de la Licenciatura en Gastronomía con un índice de 1.82.

En sus días libres trabaja en su comunidad con hijos de padres drogadictos para enseñarles valores, dirigirlos en el camino del bien y ayudarlos que no caigan en el flagelo de la drogadicción. "Quiere hacer una Fundación para apoyarlos", y que como ella logren salir adelante lejos de la pobreza y del vicio por medio de la educación.

Durante la ceremonia del miércoles también se distinguirá con el Premio Soroptimista Ruby a Dabaiba Conte de Nilipour ‘por ser una mujer que ayuda a mujeres, en este caso a las madres de los jóvenes autistas que acuden a ella por apoyo e información'. Conte preside la Fundación Soy Capaz.