Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Cultura

El año del gallo, fiesta y trabajo

Se anunciaron los detalles de la celebración del Año Nuevo Chino en Panamá y algunas predicciones para este año lunar

Como ya es tradición, la comunidad china en Panamá celebrará el año nuevo lunar, que esta vez corresponde al gallo de fuego.

Los días 28 y 29 de enero se darán cita más de 40 artistas internaciones y nacionales, entre los que destacan Samy y Sandra Sandoval, la Danza de Leones, el Cambio de Rostros y cuerpos de baile, para animar el Festival del Año Nuevo Chino 2017.

En la conferencia de prensa, Sandra Sandoval mostró su alegría por la invitación a participar por segundo año consecutivo y lo ve como una manera de integrar a todos los panameños en esta celebración a través de la música típica.

También participará el artista chinopanameño Wilson Ching, quien reside en Nueva York, y habrá presentaciones de Taichi Chuam, acupuntura y medicina china por parte de la doctora Lilly Chang.

La actividad, que es de 12 m.d. a 8 p.m., es gratuita y para todo público. En esta ocasión se realizará en el Centro de Convenciones Amador, porque Atlapa (donde usualmente se hacía) ya se encontraba reservado para esas fechas.

Asimismo, habrá venta de comida internacional, artesanías, un área infantil con personajes traídos de Londres, Inglaterra, y el espectáculo de fuegos artificiales.

QUÉ TRAE EL GALLO

En el calendario lunar, este año es el 4,714. Alfonso Mo, presidente de la organización del Festival del Año Nuevo Chino, destacó que el gallo es un signo muy importante, pues representa la rectitud, la justicia y el trabajo arduo.

‘El año del gallo de fuego es de mucho trabajo. El mono saltaba de un lado a otro, pero sin hacer mucho; mientras que el gallo escarba, pelea, usa sus espuelas, picotea y trabaja', explicó el historiador Juan Tam.

Se cree, según Tam, que en este año habrá una vuelta al pasado en muchos aspectos y pone de ejemplo el retorno de Nintendo, que ahora apuesta a un público nuevo.

Se preven condecoraciones para los altos mandos de estamentos de seguridad y fuertes luchas de poder, ‘pero regresarán los viejos y más fuertes', recalcó Tam.

Los llamados ‘millennials' deberán acoplarse a las generaciones anteriores, ya que las directrices serán más estrictas y ante los tropiezos, habrá que esforzarse para reponerse rápidamente.

‘El gallo es muy recto e intentará enderezar las trastadas del año anterior', puntualizó Tam.