Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Cultura

Esculturas urbanas y la ilusión de progreso

El artista guatemalteco señala una tendencia en la fotografía, la gentrificación en su país y la producción de la serie que trajo al Istmo

El pasado jueves se inauguró en Panamá la muestra ‘Ideas de progreso' del artista guatemalteco Andrés Vargas.

Las fotografías tomadas por Vargas dejan ver errores de la prosperidad citadina. Y plantean una pregunta: ¿qué es el progreso?

‘Escultura urbana' es el término que le he dado a objetos que pueden ser desde postes de luz hasta una caja de teléfono abolladas, que para mí tienen un valor escultórico',

ANDRÉS VARGAS

FOTÓGRAFO GUATEMALTECO

Esta es la primera vez que el fotógrafo guatemalteco expone sus obras en Panamá y lo hace en Antítesis (Bella Vista).

Durante la conversación previa a la inaguración, Vargas enfatiza que es impresionante cómo el Istmo impone sus rascacielos sin un aparente plan urbanístico.

Ese desorden, de la ilusión del progreso, es una crítica que hila este fotógrafo a través de su obra, la cual ha impreso en un libro homónimo a la muestra.

PRODUCCIÓN DE LA SERIE

Vargas señala que en 2012 presentó su primera muestra de fotografías sobre un barrio en Guatemala que se llama El Gallito, un lugar al que se mudó el sector obrero de la capital cuando hubo un terremoto y estaba tomado por el narcotráfico.

‘La serie trataba sobre el proceso en el que la policía desmantela el crimen organizado del lugar. Pero en el aspecto técnico era una fotografía tradicional, todo a color, con retratos y a modo documental', recuerda Vargas.

En cambio, ‘Ideas de progreso' —su segunda serie— la integran fotografías a blanco y negro, no hay retratos e incluye ‘esculturas urbanas'.

‘Es un término que le he dado a esos objetos que encuentro en la calle porque camino bastante por el centro de la ciudad. Las ‘esculturas urbanas' pueden ser desde postes de luz hasta una caja de teléfono abollada, para mí esos elementos tienen un valor escultórico', dilucida el artista.

Para Vargas, a pesar de la impresionante infraestructura que posee Panamá, en el fondo todos los países de Centroamérica se parecen en cuanto a la desigualdad: solo a unos metros de un rascacielo, alberga la pobreza.

‘También la serie ‘Ideas de progreso' narra cómo interactúa lo orgánico con lo construido por el hombre en una ciudad', añade el fotógrafo guatemalteco.

A diferencia de exhibiciones que ha presentado en en su país, Vargas trajo a Panamá impresiones a color de fotos descartadas, las que no fueron incluidas en su libro.

Mientras que, sobre el ejercicio fotográfico, el guatemalteco se anima a señalar un rasgo de las obras contemporáneas.

‘Ahora hay una tendencia de hacer un trabajo claustrofóbico, en el que se ven planos cerrados en lugar de paisajes con un lente angular. Es un afán por retratar detalles, que creo se ha dado en los últimos años porque lo he visto bastante, al contrario de los fotógrafos clásicos como Ansel Adams', sugiere el artista guatemalteco, cuya obra se puede visitar en Antítesis.

PROYECTO EDITORIAL

‘Ideas de progreso' nació como una serie de fotos para libro:

Andrés Vargas publicó el ejemplar bajo la editorial Gente Secreta.

Este proyecto editorial lo inició junto a su socio Luis Ponce.

Gente Secreta intenta llenar el vacío que se siente en Guatemala en cuanto a publicaciones de arte independientes.

En febrero de 2016 fue la Feria de Libros de Arte en Los Ángeles y Gente Secreta llevó trabajos de cinco artistas guatemaltecos y dos chilenos. ‘La idea era mostrar la obra de autores latinos', dice Vargas.

LA EVOLUCIÓN DEL FOTÓGRAFO Y SU CIUDAD

Vargas empezó tomando fotos con la cámara de su padre en conciertos de punk.

Luego entró a la universidad, donde llevó algunos cursos de cuarto oscuro y posteriormente adquirió su propia ampliadora para revelar su trabajo.

‘Cuando empecé a revelar fotografías, entendí que había algo más que presionar un botón. Después de eso empecé a tirar mi primera serie, la de El Gallito, en 35 mm, pero esa no era la calidad que yo quería y comencé a experimentar con una cámara de medio formato. Con esa completé la primera muestra que presenté en 2012', agrega Vargas.

Por otro lado, el artista menciona que hoy en Guatemala ocurre un fenómeno de inversión que está cambiando la capital.

La Zona 4, contigua al centro de la ciudad, solía ser un lugar peligroso, en el que vivía gente de clase media baja.

De hecho, la inseguridad es una metáfora que aparece en ‘Ideas de progreso': las fotografías en blanco y negro dan la sensación de estar dentro de un auto con vidrios ahumados, haciendo referencia a esta medida de precaución que toman los conductores en Guatemala.

‘Ahora, la zona 4 se ha gentrificado, han empezado a demoler las casas y a construir edificios. Hay mucha especulación y todo se está poniendo más caro', concluye Vargas, meditando sobre si este será el verdadero propósito del ‘progreso'.