Temas Especiales

21 de May de 2022

Cultura

El Guernica de Picasso, vigente a sus 80 años

España vuelve a enfrentarse al horror de su guerra civil a través de una de las más polémicas piezas del pintor malagueño

El Guernica, el más político cuadro de Pablo Picasso, que toma nombre de la pequeña población vizcaína bombardeada por los alemanes en 1937, pone otra vez de actualidad el conflicto más cruento de España.

Alrededor de su 80 aniversario se ha presentado un ciclo de debate en el centro que lo aloja desde que se instauró la democracia en España.

Pablo Picasso (Málaga, 1881 - 1973) condicionó su entrega al Estado español al término de la dictadura franquista, después de haberlo expuesto en la exposición universal de París de 1937.

El Museo Reina Sofía de Madrid inauguró el pasado 5 de abril una muestra que indaga en las raíces del imaginario de esa famosa obra del pintor malagueño y reúne una cuidada selección de casi 180 de sus obras, procedentes de 30 museos de todo el mundo.

La exposición, titulada ‘Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica' y concebida de forma específica para celebrar el aniversario de la obra, analiza ‘la radical transformación' que experimentó el trabajo de Picasso desde los años 20 hasta la realización del famoso mural, según indicó el Reina Sofía.

Las piezas de la excepcional muestra recopilatoria proceden del Musée Picasso y el Centre Georges Pompidou, de París; la Tate Modern, de Londres; o el MoMA y el Metropolitan Museum, de Nueva York.

Comisariada por Timothy James Clark y Anne M. Wagner, la muestra aborda la visión que proyectó el pintor malagueño sobre la guerra moderna, así como la singular iconografía de agonía, perplejidad y horror del conflicto que tan bien plasmó en su Guernica.

El recorrido planteado por la exposición, que estará abierta hasta el 4 de septiembre, pone de relieve que no habría sido posible para Picasso concebir esta obra sin algunos experimentos anteriores. Y es que, parte de los cimientos del Guernica se encuentran en obras previas del pintor, realizadas en los años posteriores a 1925, donde ya aparecen escenas de violencia explícita.

Por ese motivo, la exposición arranca con las naturalezas muertas y los interiores de los años 1924 y 1925 hasta dar paso a otras obras como aquellas en las que Picasso abordó la violencia de finales de esa década o los terribles retratos que creó posteriormente a comienzos de la Segunda Guerra Mundial.

Para celebrar el 80 aniversario del Guernica, el museo también ha organizado otras actividades como conferencias magistrales, publicaciones, actuaciones de artes en vivo, la creación del Fondo Documental Guernica y un espacio web para su consulta.

Con información de la agencia Efe

‘La exposición que fue inaugurada el pasado 5 de abril se denomina ‘Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica'.