Panamá,25º

09 de Dec de 2019

Cultura

El largo camino de ‘Sucedió en enero'

El guion fue uno de los ganadores del concurso Fondo Cine en categoría producción, aunque su historia es bastante más larga. Se inició con una obra de teatro y para que llegue a las salas de cine, faltan todavía un par de años

Para Luis Romero un requisito que debería tener el premio Fondo Cine es que las películas ‘tengan una relación con la literatura nacional, la identidad nacional, o la construcción de ciudadanía'. Por ello, sus trabajos ‘siempre van a reflejar eso'. Su documental El último soldado es una investigación sobre los 100 años de la presencia norteamericana en Panamá. Y luego de haber culminado ese proyecto, el cineasta quiso incursionar en la ficción y hace ya algún tiempo empezó a esbozar su siguiente obra: ‘Sucedió en enero'.

‘Tiene que ver con una fecha muy importante para Panamá, y su historia se refleja en varios niveles. El primer nivel es la obra de teatro en sí', cuenta.

Sucedió en enero , escrita por su madre Mireya Hernández y ganadora del premio Ricardo Miró en 2006. ‘es una obra dramática sobre el tema del 9 de enero, no con un corte nacionalista, pues no se refiere solo a la gesta estudiantil. La obra es sobre la vida en una casa de inquilinato, meses antes de esa fecha; cómo vivía esta comunidad, cómo se relacionaban sus vecinos y cómo se iban enfrentando a la realidad que ofrecía ese momento histórico. Te pone en contacto con la vivencia y la dolencia del 9 de enero de 1964 y todo lo que sucedió en fechas cercanas', detalla.

El segundo nivel lo tiene la cinta misma pues en su guion, un director extranjero selecciona personajes para un montaje de la obra de teatro. ‘Estos en realidad son los personajes de la película. en la historia, estos actores, personajes muy variados de la sociedad panameña, ensayan la obra de teatro', dice. Así, habrá una mujer de clase alta que pese a haber estudiado teatro se casó muy joven y nunca tuvo la oportunidad de actuar. Ella guarda durante muchos años esa frustración y ve en la obra de teatro, una oportunidad para retomar su vocación, aunque deberá hacerlo a escondidas por la oposición de su familia.

Otro de los personajes es inspirado y dedicado a Rafael Chatroux, actor panameño de mucho renombre y que sufrió de alcoholismo. Este personaje se involucra en la obra en un intento de retomar su carrera, pero va a tener conflictos con el alcohol durante los ensayos.

También está una mujer de clase popular, fanática de las novelas y que siemrpe ha soñado con ser actriz. Llega al casting y el director decide reclutarla.

Otro personaje es el nieto de un trabajador afroantillano de las obras del Canal, que aunque su abuelo y su padre se dedicaron a trabajar para el Canal de Panamá él se dedica a hacer teatro popular, con grupo de jóvenes en riesgo y encuentra que la obra es un espacio interesante para participar.

En un tercer nivel, hay una historia de amor interpretada por dos personajes jóvenes que participan también en la obra de teatro. Él, nieto de una familia zonian y aunque él ya es panameño. todos sus antecedentes son norteamericanos. Ella, la nieta de un policía, víctima de la invasión estadounidense en 1989. Ellos inician en la historia con muchos conflictos, pero poco a poco descubren elementos que tienen común y que les van uniendo y que van transformando su visión sobre la presencia norteamericana en Panamá.

Todos estos personajes son reunidos por el director de la obra, un dominicano nacido en Nueva York que pasa por una crisis de identidad y aunque llega a Panamá con pocas expectativas, se va entusiasmando con la pieza que debe montar.

‘Es una obra coral que cuando llega al final, te ha permitido conocer la obra de teatro, has visto todas las discusiones de los personajes con relación a la presencia norteamericana en Panamá y has visto una historia de amor de dos figuras antagónicas que terminan encotrándose', resume Romero.

Se trata de una historia compleja, por al cantidad de personajes que interactúan y por eso, asegura el cineasta, ha tomado tanto tiempo sacarla adelante.

El proyecto

Empecé con esta idea en 2013, cuando venía el concurso de 2014, presenté ese argumento, ganó en el 2014, sin embargo por una situación de presupuesto, los premios no han sido honrados a la fecha.

‘Sucedió en enero ‘, nace en 2013, cuando su argumento es preparado para participar en al categoría Desarrollo en la convocatoria 2014 del concurso Fondo Cine de la Dirección de Cine del Ministerio de Comercio e Industria, que otorga premios como capital semilla para impulsar el desarrollo del cine en Panamá.

Aunque el argumento resultó ganador, ese año, segundo para el concurso, con el cambio de gobierno se dio una demora en la entrega de estos fondos. Al día de hoy, cinco años después, los fondos no han sido entregados a los ganadores .

‘Esto generó una demora en la creación del guion porque a falta de fondos, ‘fue creciendo en la medida en que hubiese disponibilidad de tiempo y espacio'.

Para este guion se requiere de una buena cantidad de investigación, y muchas revisiones.

‘Habrá cambios, entran personajes, otros salen... uno se va asesorando en laboratorios y talleres. Ha sido un proceso interesante porque cada una de estas personas van aportando y te ayudan a investigar más', sostiene.

Completado el guion, fue presentado en el concurso Fondo Cine 2019, esta vez en categoría producción.

‘No es la primera vez que se presenta al fondo, fueron dos años que presenté antes y aunque no fue escogida siempre pedí al jurado que me diera sus comentarios para ir puliendo el trabajo.

Pero que haya recibido la distinción este año, no significa que la obra está terminada. ‘Este es el guion con el que se ganó el concurso, pero luego en el trabajo con el script doctor —un especialista que revisa todos los diálogos y vela que no haya cabos sueltos, contradicciones o incongruencias, puede haber cambios', sostiene.

Sucedió en enero contará ya con el capital semilla para su producción, pero todavía queda camino pro recorrer.

‘Hay un proceso burocrático que seguir. Como el dinero pertenece a un fideicomiso hay que abrir una licencia comercial, una cuenta de banco en el Banco Nacional, registros y papeles y luego se hace el depósito del dinero. Esto toma varios meses', detalla.

Pero lo cierto es que el fondo equivale al 60% de la producción que es una coproducción entre República Dominicana, Brasil y Panamá.

‘Es la primera película que se va a hacer en coproducción con estos dos países. Ellos tiene su cuota de fondos, cada coproductor debe aportar un 20%, que ya parte está asegurado, pero no está completo y hay que seguir buscando. Sucedió en enero está concursando también para lograr aportes del fondo Ibermedia.

La producción tiene como plazo dos años para completar el trabajo, mientras tanto, se siguen haciendo gestiones para ubicar fondos y avanzando en un buen diseño de producción que permita ‘facilitar las filmaciones, ahorrar dinero y no desperdiciar tiempo.

‘La película tiene un componente importante, que es que todos los exteriores se van a filmar en Panamá mientras que los interiores en República Dominicana porque ellos tienen mejores infraestructuras, estudios'. asevera Romero. Y en Panamá, para lograr más eficiencia, las filmaciones en exteriores deben hacerse durante la estación seca.

‘Dicen que quien espera lo mucho, espera lo poco. Creo que la fecha más probable de rodaje será en el verano de 2021. Esto nos deja un año para el diseño de producción', comenta. También se realizarán los castings para el elenco, que en gran mayoría serán panameños.

‘Para mí es un trabajo muy importante, formo parte de un grupo de realizadores llamado Red de creadores Audiovisuales de Panamá (REDCREA) que nos interesa ese cine de identidad nacional, esa construcción de público, construcción de ciudadanía, y para nosotros el tocar nuestros temas es importante, mirar hacia atrás en la historia es importante', declara. ‘Además, no es una película sacada de mis sueños, de mis locuras sino que está inspirada en una obra de teatro importante y eso ratifica la importancia de la cultura panameña', agrega.

Por último, está el hecho de que como panameños, entramos en un procesos en el que vamos aprendiendo los diferentes lados de nuestra historia'. Para Romero esta es ‘una obra ‘marcante' y bueno, hay que trabajarla mucho y bien' afirma. Lo que sucedió en enero de 1964 marcó el inicio del proceso de la consecución de nuestra soberanía, un momento trascendental para Panamá.

La obra de teatro

PREMIO RICARDO MIRÓ

Mireya Hernández, ganadora en ese momento, de tres premios Ricardo Miró y en su lecho de enferma pidió a su hijo Luis Romero que llevara al INAC los manuscritos de su última obra de teatro para participar del Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró. Era el día del cierre del concurso.

Con copias sacadas de urgencia y con instrucciones de llenar la información faltante en las oficinas del INAC, Romero llegó con los sobres. La plica se cerró. Faltaban tres minutos para que venciera el plazo, cuando la secretaria que recibía la información le preguntó, ¿Cual es el nombre de la obra?

Romero revisó los papeles para darse cuenta de que no había título por lo que se apresuró a llamarla.

— No tienen título, la primera hoja está en blanco—dijo a su madre por teléfono.

— Ponle algo sobre el 9 de enero, de eso se trata— respondió nerviosa.

Con una leída rápida a las primeras páginas Romero tomó un marcador que le habían facilitado y escribió 'Sucedió en enero'. El mismo nombre le dio a la secretaria que con la información completó el registro.

Meses después, Hernández ya en una cama del Hospital Oncológico recibió la llamada de Reinier Rodríguez, entonces Director del INAC, anunciándole que su obra había ganado el Miró. Sería su cuarto y último. ‘Creo que voy a necesitar una peluca, para ir a la premiación', dijo a sus hijos.

Una rampa fue adaptada para que pudiera subir al escenario del Teatro Nacional. Esa noche se despidió de sus amigos, a los pocos días murió.

Más adelante, Romero leyó la obra con calma y decidió llevarla al cine.