Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Cultura

El periodismo de cara a un escenario de retos

Profesionales de la comunicación y los derechos humanos analizaron los desafíos del oficio en un escenario sin precedentes, donde resguardar la libertad de prensa debe ser la piedra angular

Durante el foro se abordaron los desafíos de la profesión en el mundo, tras la pandemia.Shutterstock

La XVI edición de la Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL) que se efectuó del 13 al 16 de agosto en formato virtual y gratuito, no se dejó amilanar por la pandemia.

Como una de las fiestas culturales más importantes del país, este la año la FIL abrió sus espacios en formato digital a diferentes encuentros en los que abordaron temáticas como el ejercicio del periodismo en los nuevos escenarios.

Uno de estos puntos de discusión y análisis fue el foro: 'Periodismo postcovid: desafíos para un futuro inédito', una cita que contó con la participación de Sol Lauría, periodista y cofundadora del colectivo de periodistas Concolón; Eduardo Quirós, presidente del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella de Panamá y Claudia Paz y Paz, defensora de los derechos humanos y directora del programa para Centroamérica y México del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil).

Durante su intervención, compartió que la situación de los derechos humanos y el estado de derecho en Centroamérica y en varios países de la región no estaban en su mejor momento cuando irrumpió la pandemia.

Citó como ejemplo, la crisis de DDHH de Nicaragua que inició el 18 de abril de 2018, cuando hubo una fuerte represión por parte de las autoridades estatales, primero por cambios en la Ley de Seguro Social y luego por lo que algunos califican como una “concentración de poder” que se ha dado durante muchos años en ese país.

Eduardo Quirós, presidente de GESE.Archivo | La Estrella de Panamá

“Si recorremos Guatemala y Honduras, ambos países han vivido desde 2019 serios retrocesos en la lucha contra la corrupción, y por la disminución de la impunidad en delitos contra la administración del Estado y la justicia. La misma situación se vivió en febrero de este año en El Salvador, ya que las Fuerzas Armadas irrumpieron en la Asamblea Nacional, pero luego se dieron cuenta de que esta situación estaba muy lejos de lidiar con temas de democracia, estado de derecho, y derechos humanos”, explicó Paz.

En cuanto al golpe de la pandemia, aseguró que esta realidad pone en mayor riesgo los derechos humanos de algunas poblaciones, como los presos en Honduras, de los cuales muchos se han contagiado en un entorno en el que la salubridad y el acceso a la atención médica son muy limitados.

“También pongo el ejemplo de Panamá, ya que en los centros de atención de migrantes ubicados en Darién hay presencia de la enfermedad y tampoco cuentan con las medidas de sanidad adecuadas. De hecho, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó a Panamá brindar pleno acceso a la salud a estas personas y garantizarles la vida e integridad física”, resaltó la exfiscal guatemalteca.

Pero, ¿cómo han reaccionado los gobiernos y el periodismo en la situación que hoy enfrenta el mundo?

Para Eduardo Quirós, el gran reto de la cobertura periodística durante esta pandemia parte del respeto y la valoración de los derechos humanos. “El derecho fundamental después del derecho a la vida, es el de la libertad de expresión y el acceso a la información que tienen los ciudadanos, sin embargo, el ejercicio del periodismo se hace aún más relevante en estos momentos en que hay más restricciones de movilidad a causa de la enfermedad”, comentó el también abogado.

“Tanto en Brasil como en México las restricciones que viven los periodistas son constantes. Actualmente hay mucha limitación en cuanto al ejercicio de la libertad de prensa, hay una confrontación permanente con los periodistas y el trabajo periodístico por parte de muchos gobernantes, lo que limita ese derecho de acceso a la información que tienen los ciudadanos”
EDUARDO QUIRÓS,
PRESIDENTE DEL GRUPO EDITORIAL EL SIGLO Y LA ESTRELLA DE PANAMÁ
Sol Lauría, periodista.Archivo | La Estrella de Panamá

Aseguró que pese a las medidas de restricción por la pandemia, el desempeño del periodismo no se ha visto limitado directamente y es que la sociedad necesita recibir información confiable de lo que sucede dentro y fuera de un territorio.

“Tanto en Brasil como en México las restricciones que viven los periodistas son constantes. Actualmente hay mucha limitación en cuanto al ejercicio de la libertad de prensa; hay una confrontación permanente con los periodistas y el trabajo periodístico por parte de muchos gobernantes, lo que limita ese derecho de acceso a la información que tienen los ciudadanos”, argumentó Quirós.

Añadió que todo el contexto de la pandemia ha generado mucho más tiempo para consumir información y contenidos, y más deseos de estar informados. Sin embargo, la audiencia es igualmente exigente con la calidad de la noticia que recibe y demanda productos confiables sobre la realidad que se vive.

“Todos tuvimos que estudiar e investigar sobre la enfermedad. Los periodistas que cubrían otras áreas tuvieron que estudiar o enfocarse en temas de salud, debido a la pandemia, para poder construir información y todo bajo condiciones muy limitadas”, añadió.

Agregó también que hubo que lidiar con el aluvión de las fake news o noticias falsas que aún se siguen dando, lo que obliga al periodista a buscar la verdad más allá de cualquier limitación.

“Los propios medios tienen unas limitaciones enormes, porque a diferencia de muchos negocios o empresas que están en pausa, los medios tienen que seguir funcionando pero con todas las limitaciones de esta nueva realidad, por ejemplo, tener que hacer teletrabajo, algo para lo cual no estábamos preparados; además, sostener el negocio es otro reto”, remarcó.

Sol Lauría coincidió en que “tenemos que contar al mundo e interpretar las realidades desde el confinamiento, y esa es una gran limitante para reportar”, pero no es un caso imposible. “Los medios ahora mismo se encuentran en crisis y están luchando para ver cómo se sostienen para seguir adelante”, explicó.

La periodista comentó que los presidentes se han vuelto muy agresivos de manera frontal con los medios de comunicación, y planteó como ejemplo a Nayib Bukele, jefe de Estado de El Salvador, quien asegura reforzó la limitación a la libertad de expresión y de prensa durante la cobertura de la pandemia.

“Igualmente sucedió en Panamá recientemente, con el caso del diario La Prensa donde un expresidente buscaba secuestrarle los bienes por un juicio de hace más de cinco años. Realmente un caso bien cuestionado y discutible”, admitió Lauría.

La periodista aseveró que por más evidencia que haya de ciencia y de estado de derecho, las decisiones se siguen basando en las tradiciones. Pero, con la irrupción del virus los periodistas “tuvimos que adaptarnos a una realidad completamente novedosa, como lo hizo todo el mundo. En las salas de redacción se notó que no teníamos mucha capacidad de respuesta para analizar temas que dependen exclusivamente de la ciencia. Nos agarró con desconocimiento sobre la materia y tuvimos que aprender sobre la marcha y con mucho esfuerzo, sin embargo, la mayoría hemos respondido muy bien y de manera profesional”.

Coincidió en que “hoy tenemos que contar al mundo e interpretar las realidades encerrados en casa y esa es una gran limitante para reportear, si bien no es imposible, y también hay que resaltar que los medios están ahora mismo en crisis, viendo cómo se sostienen en el tiempo”.

“Las decisiones y medidas del presente tendrán un gran impacto en la sociedad porque estamos hablando de un virus que va corriendo y no sabemos cuándo esto acabará”, reconoció Lauría.