26 de Feb de 2020

Curiosidades

Los funcionarios indonesios tendrán que pagar para tener más de una esposa

Los funcionarios, además de la autorización escrita, deben pagar un millón de rupias (80 dólares) al gobierno local

Los funcionarios indonesios tendrán que pagar para tener más de una esposa
Boda en Indonesia.

Los funcionarios de una región de Indonesia tendrán que pagar 80 dólares (65 euros) para tomar más de una esposa, una medida de la administración local supuestamente para luchar contra la poligamia.

Los empleados públicos del mayor país musulmán del mundo (213 millones de musulmanes) ya tienen que obtener una autorización escrita de sus superiores para poder casarse con una segunda mujer, y pueden tener hasta cuatro esposas con el consentimiento de éstas, según el Islam.

Pero en Lombok, una isla volcánica vecina a Bali, los funcionarios, además de la autorización escrita, deben pagar un millón de rupias (80 dólares) al gobierno local, conforme a una nueva ley vigente desde septiembre, precisaron las autoridades.

Los funcionarios deben abonar esta cantidad por cada nuevo matrimonio después del primero. Es una suma elevada en un país donde el sueldo mínimo es de 2,5 millones de rupias (200 dólares).

La poligamia es legal en Indonesia, pero está poco extendida en este país en el que cerca del 90% de la población es musulmana. Khairul Rizal, presidente del parlamento local que adoptó la ley en Mataram, defendió el texto afirmando que haría que la poligamia fuera más complicada.

Otro defensor del texto, el jefe de distrito Moshamad Alí bin Dahlan, consideró por su parte que la contribución financiera ayudaría a la comunidad: "Si un hombre paga un millón de rupias es para los habitantes, no para mí. Es una donación para el desarrollo de nuestra población", dijo.

Pero una ONG de defensa de los derechos de la mujer criticó la iniciativa: ¡Es una locura! La poligamia se ha convertido en una fuente de ingresos para el gobierno (de Lombok). Esto no protege a las mujeres y les va a causar muchos problemas", declaró Baig Zulhiatina, responsable de la rama local del Grupo de Defensa de los Derechos de las Mujeres.