Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Curiosidades

Tailandia implementa mini mascarillas para proteger a bebés del COVID-19

Aunque los casos de coronavirus en menores de edad son escasos, el país asiático ha tomado medidas para salvaguardar la salud de los recién nacidos

bebes
Tailandia cuenta con dos hospitales especializados que disponen de las mini pantallas.EFE

El riesgo de contraer coronavirus es mucho menor en infantes que en adultos, sin embargo, eso no detuvo a Tailandia para crear plantillas plásticas funcionales para bebés recién nacidos. El país asiático cuenta hasta la fecha con 2,518 casos y 35 muertes desde que surgió su brote en enero, con 45 contagios y dos muertes más anunciadas este sábado.

En Bangkok, capital del país, el centro hospitalario Praram 9 es privado y está dotado de lujosas instalaciones, además de contar con las nuevas mini mascarillas. En fotos de diversas agencias se puede observar a las enfermeras con bebés en brazos colocando los pequeños protectores en sus cabezas con delicadeza.

Las pantallas son adheridas a las frentes de los bebés y sobre el protector se puede leer el nombre del hospital donde se encuentran, algunos de los que se han visto son el Princ Suvarnabhumi y el Praram 9. Si bien no ha sido comprobado de que el virus se transmita desde el embarazo, los bebés sí son susceptibles al contagio una vez son recibidos en el hospital, ya sea por la madre (en caso que esté contagiada) o por el personal médico, por lo que Tailandia ha decidido no correr riesgos.

El Hospital Paolo, ubicado en la provincia de Samutprakarn, publicó fotografías en sus redes sociales de enfermeras cargando a recién nacidos que lucían los nuevos artilugios de protección. "Hemos adoptado medidas de protección adicionales para los más pequeños, con una visera transparente para los recién nacidos. ¡Son tan lindos!", escribió el centro médico en su cuenta de Facebook, "Felicitaciones a todas las mamás y papás".

Tras la noticia del fallecimiento del primer bebé debido al COVID-19, publicado por la Agencia Francesa de Prensa (AFP) el pasado viernes, la alerta de salvaguardar la salud de los más pequeños se ha disparado. El menor que yacía hospitalizado por varias semanas en Chicago (EEUU) no sobrevivió. Otro bebé, este de 5 mese, se encuentra en tratamiento en el Hospital Sheba, en Israel; lo que hace traer a la mente el hecho de que hubieron más de 2,100 niños infectados por el virus en China.

"Como muchos niños infectados con COVID-19 parecen tener síntomas leves o incluso no tener síntomas, es importante practicar todas las distancias sociales, la higiene y otras precauciones recomendadas por las autoridades de salud pública para minimizar la transmisión de niños a otros", explicó Steven L. Zeichner, profesor especializado de la Baylor College of Medicine (EEUU), en una publicación de la revista Pediatrics. "Esto incluye la distancia de los miembros de la familia que pueden estar en mayor riesgo de infección, como los abuelos o los familiares con afecciones médicas crónicas".

bebs
Las enfermeras han sido capacitadas para colocar los protectores a los recién nacidos.EFE

Carrera contrarreloj

Para garantizar la sanidad de los menores, los especialistas han acordado que es necesario conocer cómo afecta el virus en el sistema inmunológico de los niños, en busca de que estos datos provean  mayor información para crear una vacuna o medicina eficaz. "Los estudios sobre las razones por las cuales los niños se ven afectados de manera diferente a los adultos pueden proporcionar información útil para comprender la enfermedad y las formas de tratarla o prevenirla", añadió Zeichner.

Actualmente se estudia la posibilidad de que los niños sean, en su mayoría, asintomáticos y no presenten señales de alerta antes de aplicarles la prueba del coronavirus, lo que puede hacerlos portadores del virus y contagiar a otros que estén a su alrededor, en especial aquellos en grupo de riesgo.

Pese a las estadísticas alentadoras de casos muy raros en niños, es necesario extremar los cuidados hacia los hijos en estos momentos. Además, los científicos han afirmado que debido a la presencia de otras infecciones virales en hasta dos tercios de los niños afectados por el nuevo coronavirus hace que sea difícil evaluar el verdadero efecto de la enfermedad en este grupo de edad, según informó el medio Okdiario.

Tailandia ha habilitado máquinas expendedoras de mascarillas de telas en las calles y estaciones de tren urbanas, las cuales aceptan dinero en efectivo. Las máquinas fueron instaladas dada la medida sanitaria que obliga su uso en público para frenar la expansión del Covid-19. Cada mascarilla cuesta 25 bat, lo que equivale a 0.76 centavos de dólar.

Así mismo, el país decretó un toque de queda nocturno para todos los ciudadanos hasta el 15 de abril.