Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Familia

Cuando mamá tiene nuevo novio

Especialistas señalan pautas a tomar en cuenta para que una nueva relación no afecte la vida familiar

Cuando mamá tiene nuevo novio
Cuando mamá tiene nuevo novio

Sin duda, toda persona tiene derecho a ser feliz junto a quien considere contribuye a su bienestar. Sin embargo, como indica la psicóloga familiar Berta Rivera, ‘cuando se trata de hombres y mujeres con hijos que desean volver a tener una pareja y rehacer su vida afectiva luego de una separación o viudez, se debe sopesar la estabilidad familiar y la felicidad individual'.

BERTA RIVERA

‘Si hay buena actitud y paciencia por parte de la nueva pareja, el final, aunque tome su tiempo, será positivo'.

Aunque los hombres no escapan de esta situación, ‘con más frecuencia la enfrentan las mujeres, pues regularmente son quienes viven con los hijos', señala Rivera.

Especialistas apuntan que es ‘muy importante' tener en cuanto ciertos aspectos, para que una nueva pareja no convierta la vida familiar en un campo minado de problemas.

Se debe evaluar, cuál es el momento oportuno para iniciar la relación y luego de esto, cuándo es adecuado para presentar a los hijos y algunas actitudes frente a los ellos.

NUEVO COMIENZO

‘Considero que no se debe empezar una relación si no se ha sanado emocionalmente las heridas causadas por la ausencia de la pareja anterior, ya sea por divorcio, viudez u otra razón', indica la psicóloga de pareja Silvia Florez.

La falta de perdón, baja autoestima, y depresión -agrega la psicóloga- representan situaciones inconclusas que se traducen en personas con frustraciones. Esto generan problemas en la nueva pareja y, tarde o temprano, afectan los hijos.

Una vez la persona está sana emocionalmente y ‘de alguna manera se siente con estabilidad económica, pues este último detalle también debe tomarse en cuenta. No se debe buscar pareja por desear una estabilidad económica. Entonces, es recomendable que se de la oportunidad de iniciar ese coqueteo afectivo', comenta Rivera.

PRESENTAR A LA PAREJA

Durante los primeros meses de la relación aconsejo yo, -apunta Rivera- no se hable del tema con los niños y si hay adolescente, hablar solo si estos lo piden. ‘Después de los seis o siete meses se puede introducir el tema poco a poco', dice la psicóloga familiar.

La razón para no conversar con los hijos en los primeros meses, ‘es simple'. ‘Es un tiempo en el que se están conociendo, está latente la posibilidad de que no funcione. No hay nada en firme', explica Rivera.

Cuando usted determine que la relación está madura -menciona la psicóloga familiar- empiece a conversar con sus hijos siendo sincero, pero dando poca información. Somos novios, nos llevamos bien, y así poco a poco va aumentando la cantidad de información.

Esto debe ser así para evitar un impacto negativo en el niño o adolescente. ‘Imagine que le diga en la primera conversación ‘somos novios, nos vamos a casar, el se mudará a casa y dormirá en mi cuarto'. Esto puede causar una reacción negativa difícil de revertir', explica Rivera.

Las profesionales coinciden en que no se debe presentar como papá, ni insinuar que ocupará ese lugar.

‘Estén lejos o hayan partido de este mundo, los padres seguirán ocupando un lugar especial en los niños, regularmente. Querer que estos le digan padre a otra persona es crear una confrontación', manifiesta Florez.

Las psicólogas explican que surgirán celos y pataletas. ‘Reacciones propias de la situación'. Ante esto, afirma Florez, ‘hay que saber manejarlo, ser claros y si se pude negociar. Recuerde que en la primera etapa ellos lo pueden ver como una competencia por el cariño de la madre'.

ERRORES A EVITAR

La profesionales aconsejan no desatender a los hijos por la nueva pareja.

‘No hay que tratar que lo acepte inmediatamente. Hay que darles tiempo. Si se considera que ha hecho todo lo debido y aún persiste la negativa del hijo, hay que buscar ayuda profesional y poner en una balanza la estabilidad familiar y la felicidad personal', indica Florez.

Por su parte, Rivera señala que ‘si hay buena actitud y paciencia por parte de la nueva pareja, el final, aunque tome su tiempo, será positivo'.