Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Farándula

El lado más perverso de Jolie

Ahora la historia es contada desde la perspectiva de la bruja que hechizó a Aurora, la pequeña y bella princesa

El curso natural de la vida es que se den cambios y esto ocurre hasta con los clásicos, sin dejar de ser clásicos. Disney se reinventa 59 años después de haber lanzado La bella durmiente al cine. Ahora cuenta la misma historia pero de voz de la malvada de la película: Maléfica.

El malvado personaje es interpretado por Angelina Jolie, quien a la vez funge como productora. Todo un reto para la amada de Brad Pitt, ya que en la oscarizada carrera de la actriz no figura un papel semejante... y eso que su repertorio es amplio.

En lo que no se desvirtúa la trayectoria de Jolie es en que siempre será el principal foco de atención. Ya sea como mala buena o buena mala, las miradas en el filme de Robert Stromberg están imantadas hacia su espectacular e imponente presencia. Hasta la bella Elle Fanning, quien encarna a Aurora, lo acepta al catalogar a su compañera de rodaje como la mujer perfecta para encarnar a tan despiadado ser. ‘Angelina es tan elegante, tiene esa especie de belleza intensa’.

Aunque la monarca de Hollywood se salió de su zona de confort, la verdad es que no puede estar más entusiasmada de dar vida a un personaje tan mítico del mundo Disney. Y pese a no ser su especialidad, los críticos aseveran que Maléfica es un traje hecho a la medida para la actriz y ella lo toma con sabiduría; se metió en él y hasta se lo creyó.

Con todo lo mencionado la película suena prometedora, y más aún teniendo a Stromberg como director, quien fue premiado con un Oscar por su diseño de producción en filmes como Avatar o Alicia en el país de las maravillas.

No obstante el director acepta que también es una nueva experiencia este tipo de largometraje, que asumió con entusiasmo al saber que ayudaría a una villana a contar su versión de los hechos, y quizás la villana más amada y odiada de Disney.

MADRE E HIJA

Un episodio curioso fue la labor de buscar a la pequeña actriz que interpretara a Aurora. Se hicieron muchos casting pero las niñas que acudían se espantaban al tener contacto con la oscura villana. ‘Había niños que venían al rodaje y me veían. Me acercaba a saludarlos y lloraban. Un niño se quedó paralizado y luego rompió a llorar, y me sentí muy mal. Nos dimos cuenta de que no había forma de encontrar una niña con la que pudiera ser dura y que no me viera como un monstruo’, contó Jolie.

De ahí surgió la idea de incluir a Vivienne (la hija de Angelina y Brad) al filme, pues por razones evidentes ella no se asustó al estar frente a Maléfica.

El asunto no fue tan sencillo como decir, bueno, si las demás se asustan trae a tu hija. Angelina contó a los medios que, como en toda pareja, tuvo que ir a casa y consultarle a su esposo si podían incluir a Vivienne. Más, tomando en cuenta de que a ninguno de los dos les anima la idea de ver a sus hijos con carreras como actores.

Jolie acepta que fue grata la experiencia al lado de su hija, pero no le gustaría volverla a repetir.