Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Farándula

Un 2015 según Nueva York

Ya cayeron los telones, la tendencia quedó marcada

Todos han escuchado durante los últimos días noticias sobre la Semana de la Moda de Nueva York, punto de partida para este ciclo de pasarelas que van desde París, la ‘Ciudad luz’ y cuna de la Alta Costura, hasta Milan y Londres, que no se quedan atrás con sus interesantes creaciones.

La Semana de la Moda de Nueva York es la plataforma de la industria del diseño textil más importante del continente americano, ya que desde hace varios años, durante siete días presenta un espectáculo en donde los diseños en las pasarelas y las celebridades en las fiestas se toman Damrosch Park en el Centro Lincoln para las Artes Escénicas y todo lo que ocurre allí marca las tendencias para las próximas temporadas. En esta ocasión para la primavera-verano 2015.

La jornada cerró con Ralph Lauren y Calvin Klein. El primero se fue de safari chic, con pantalones cargo caqui, algo opaco que fue contrastado con un top de seda fucsia. También, los esbeltos cuerpos de las modelos dejaron ver conjuntos de falda y chaqueta cazadora en organza metálica. Los maxicollares en piedras multicolores fueron los complementos perfectos.

Hubo una hemorragia de colores, cuya armonía se sostenía del imperecedero caqui. Llamó la atención un abrigo de cuero en amarillo girasol sobre un pantalón de gamuza.

Por su parte, Calvin Klein ofreció una colección pulcra. Líneas sobrias en tonos azul marino, crema, gris y hasta un tanto de bordeaux .

Para dar inicio a la pasarela Calvin Klein eligió un vestido que deja los hombros expuestos. Otra modelo llevó un tapado corto, también en azul marino, y un pantalón que terminaba encima del tobillo y se ensanchaba en sus bajos.

La elegancia no disimuló su presencia en cada pieza, pues esto fue la característica del cierre con sabor a apertura.

Y allí, en primera fila estuvo presente la actriz y amante de la moda Sarah Jessica Parker, que se sentó en la primera fila junto a la editora de Vogue, la legendaria (y temida) Anna Wintour. Y así como ellas estaban ansiosas por conocer lo que salió de los bastidores, de igual forma el cosmofashionista fija su mirada hacia las pasarelas.

Ya quitaron sus ojos de Nueva York, ahora esperan que Europa encienda sus luces, tire la alfombra roja y las modelos empiecen a caminar una vez más, tradición que lleva más de 70 años.

PÁGINA 3D