La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Farándula

¿Se animaría John Legend a presentar los Óscar?

El músico es muy consciente de que ponerse al frente de la noche más importante de la meca del cine rara vez acaba bien para el presentador en cuestión, pero él estaría dispuesto a correr ese riesgo

¿Se animaría John Legend a presentar los Óscar?

Los organizadores de la gran noche de la meca del cine buscan desesperadamente un nuevo maestro de ceremonias desde que Kevin Hart renunciara a ese honor a principios de este mes al poco de ser anunciado como el presentador de la gala tras la polémica que suscitó su elección debido a los tuits y chistes de tintes homófobos que él había realizado en el pasado.

En ese momento el humorista justificó su decisión asegurando que no quería acabar siendo "una distracción" en una noche que debería ser "una celebración" del gran talento de numerosos artistas. Por tanto, la gran incógnita ahora es quién ocupará su lugar poniéndose al frente de la entrega de los codiciados Óscar.

La siempre locuaz modelo Chrissy Teigen se encargaba hace unos días de ofrecer posibles sustitutos a través de su cuenta de Twitter, pero curiosamente no se le ocurrió mencionar una opción obvia: su marido John Legend.

Por si alguien se lo estaba preguntando, el músico es muy consciente de que ponerse al frente de una noche de ese calibre puede acabar resultando catastrófico -solo hay que recordar el sinfín de burlas que suscitó la falta de química entre Anne Hathaway y James Franco en 2011-, pero parece que él estaría dispuesto a correr el riesgo si le ofrecieran la oportunidad.

"Creo que es un trabajo muy ingrato. Nadie sale ganando cuando presenta los Óscar, no acaba nunca bien. Pero no digo que lo descarte", ha apuntado de forma bastante misteriosa en declaraciones a The Hollywood Reporter.

Aunque se niega a confirmar o desmentir si se han puesto en contacto con él desde la Academia de Cine, Legend -que resulta ser además el artista más joven de la historia en completar el combinado de premios conocido como 'EGOT' (Emmy, Grammy, Óscar y Tony)- parece un candidato perfecto para ese rol: su probado talento como cantante y pianista garantizaría unos números musicales de primera calidad y siempre podría pedirle ayuda a su esposa con las bromas.