La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Sep de 2019

Farándula

El engaño y el arte se entrelazan en Can You Ever Forgive Me?

La serie narra la vida de Lee Israel, biógrafa frustrada y delincuente. El argumento escarba en las raíces de la moral humana.

El engaño y el arte se entrelazan en Can You Ever Forgive Me?

El engaño es un arte y hay mucho arte que es engaño. Esa frase podría resumir la vida de Lee Israel, biógrafa frustrada y delincuente exquisita, cuya vida relata Can You Ever Forgive Me? , a través de la sublime interpretación de la actriz Melissa McCarthy.

El argumento escarba en las raíces de la moral humana. Israel, o Lee para los amigos, ve cómo su vida de escritora se va a pique.

Su editora la rechaza, el alquiler no se paga solo y su gato sufre las consecuencias de la desastrosa vida de la autora. El único modo que Lee encuentra para abordar tal desastre es el engaño y, cuando encuentra una barra cómoda, el alcohol.

A su talento para describir la vida de la gente le surge una arista desconocida.

Un axioma que rompe los límites de lo legal y que le incita a delinquir por su propia supervivencia.

Lee comienza a falsificar apreciadas cartas personales escritas por artistas ya fallecidos.

Su cotización en el mercado de coleccionistas es elevada y la dicotomía entre el bien y el mal irrumpe.

‘No puede pagar su alquiler, no puede cuidar de su gato, no puede recibir amor porque tampoco lo puede dar. Está aislada', Así comienza a relatar Melissa McCarthy, en una charla con Efe.

Un oleaje de emociones y de decisiones que le han llevado a recoger varios premios por este papel gracias a la representación de la controvertida escritora.

‘Interpretar a alguien tan diferente es... encantador. De algún modo, creo que Lee y yo somos completamente opuestas. Ella se esfuerza mucho en mantener a la gente alejada', aseguró la actriz estadounidense.

‘Aunque, antes de empezar a rodar me di cuenta de que tenemos algunas puntos en común. A mí no me gusta hacer las cosas por mi cuenta, pero, si tomo un papel como este, puedo convertirme en una persona mucho más segura de sí misma, más decidida. A Lee le ocurre lo mismo cuando escribe. No quiere ser la estrella, no quiere ser el sujeto', añadió.

Ese aislamiento intencionado lo rompen dos personajes. El gato de Lee, definido por la actriz como el elemento que ‘demuestra que Lee tiene corazón', y Jack, el bandido interpretado por Richard E. Grant.

Jack y Lee componen dos almas que parecen estar juntas por las desdichas de cada uno. Más por necesidad que por conexión, como si se retroalimentasen en un intento de ver una mano amiga en el océano de Nueva York -escenario en el que se desarrolla toda la película-.

Jack es un criminal, vive de lo que puede y cuando puede. Sus excesos con el alcohol y su avaricia le pasan mala factura.

‘No puede pagar su alquiler, no puede cuidar de su gato, no puede recibir amor porque tampoco lo puede dar. Está aislada',

MELISSA MCCARTHY

ACTRIZ