04 de Dic de 2022

Gastronomía

Sabor criollo en el centro de Panamá

El agradable sabor de la comida interiorana y afroantillana, acompañado del entorno arquitectónico resalta la gastronomía panameña.

Ofrecer al cliente cariño, calidad y personalidad en cada uno de los platos, es una iniciativa que distingue a Maito de otros lugares, debido al cultivo de hortalizas y plantas aromáticas como albahacas, orégano, cebollina y menta que aportan frescura e intensidad a sus especialidades.

El concepto de Maito ha participado a nivel internacional en países como España, en el evento Puerta América realizado en Galicia, Sudáfrica y Londres, y también a nivel nacional en Panamá Gastronómica.


Muchos han ofrecido expandirlo internacionalmente, el destino que escogería Mario para hacer la réplica "sería Nueva York, por ser una ciudad agresiva en la gastronomía. Sería un auténtico reto", aseguró el chef.

Todo comenzó cuando el chef Mario Castrellón  culminó sus estudios culinarios en España, donde aprendió nuevas técnicas, y al regresar a Panamá tras 11 años de profesión decide aplicarlas en un nuevo proyecto, Maito. 

El lugar cuenta con un ambiente en constante evolución que satisface las exigencias del cliente que busca un espacio diferente al tradicional. Restaurante de “mantel blanco”, sin perder la esencia de un servicio de altura que satisfaga el paladar de quienes lo visitan.
 
El toque criollo y caribeño se resalta con una mezcla fuerte de ingredientes y sazón, siendo el picante uno de lo preferidos, “la comida panameña es una comida con sabor", dice Mario, quien trata de transmitirlo día a día en su cocina.
 
El menú del local cuenta con una amplia variedad de platos locales y mediterráneos, entre los que conservan los que iniciaron “la carta”, para no olvidar los orígenes de la casa gourmet que ha estado entre los 10 mejores restaurantes iberoamericanos. “No busco satisfacción personal sino que se reconozca a Panamá”, destaca el chef en una entrevista con Efe.
 
INNOVACIÓN ORGÁNICA

Ofrecer al cliente cariño, calidad y personalidad en cada uno de los platos, es una iniciativa que distingue a Maito de otros lugares, debido al cultivo de hortalizas y plantas aromáticas como albahacas, orégano, cebollina y menta que aportan frescura e intensidad a sus creaciones.
 
“El tema de las huertas fuera del restaurante se debe al respeto del producto local, natural y orgánico, de manera que el cliente lo note y se sienta bien” manifiesta Mario.
 
El esfuerzo y dedicación de 33 personas han hecho más que un lugar de trabajo, una familia en la que han aceptado la filosofía de aprender y sentirse orgullosos de lo que está sucediendo en la cocina y según Mario “Mis colaboradores son una maquina y sin ellos el proyecto no sería posible”.
 
El chef logra distribuir su tiempo al pasar por sus tres restaurantes Maito, Humo y Café Unido, en donde el personal ha sido muy importante debido al apoyo que recibe para realizar su labor.
 
El concepto de Maito ha participado a nivel internacional en países como España en el evento Puerta América realizado en Galicia, Sudáfrica y Londres como también a nivel nacional en Panamá Gastronómica.

Muchos han ofrecido expandirlo internacionalmente, el destino que escogería Mario para hacer la réplica "sería Nueva York, por ser una ciudad agresiva en la gastronomía. Sería un auténtico reto", aseguró el chef.
 
Por el restaurante han pasado personalidades como Robert de Niro, Rubén Blades o Willie Colón, entre otros, que han degustado de las exquisitas  creaciones de la gastronomía criolla que ofrecen, pero para Mario "toda persona que llegue aquí es igual de importante y se le complace del mismo modo".
 
Para el artista culinario es imposible olvidar sus inicios ya que, a pesar de que no contaba con suficiente personal, los obstáculos fueron superándose hasta lograr el renombre que tienen a nivel a mundial.
 
Maito está ubicado en el centro de la ciudad de Panamá, avenida Cincuentenario, y con capacidad para 80 personas.