Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Gastronomía

La Ranita Gourmet, chispa y sabores de El Valle de Antón

Un poblado que es mucho más que montañas, bosques y senderos profundos. Lo mejor de la gastronomía nacional que acoge a los panameños y turistas también se desprende de la buena cocina en manos de emprendedores que realzan el valor de los productos locales

¿Quién no disfrutaría de un almuerzo o cena en medio de la naturaleza con un clima privilegiado? Ubicado en las instalaciones de The Golden Frog Inn, donde se expande a todo pulmón la belleza del El Valle de Antón, el restaurante y bar La Ranita Gourmet ofrece “un poco de todo”, con sabor y aroma local, en unas de las mejores vistas del poblado.

La Ranita Gourmet ofrece “un poco de todo”, con sabor y aroma local, en unas de las mejores vistas de El Valle de Antón.Yandira Núñez | La Estrella de Panamá

Tras recorrer la carretera Interamericana en dirección al oeste de la ciudad de Panamá, luego de pasar la comunidad de San Carlos y tomar el desvío de El Valle, en el pueblo de Las Uvas, llegamos a nuestro destino. Para muchos, una escapada perfecta fuera del ajetreo citadino, a más de 20 kilómetros y unas tres horas de la capital.

Petr Novák, copropietario del lugar, nos recibe plácido y sonriente. El menú, nos cuenta, parte del concepto slow food, que busca satisfacer a un comensal que valora el buen nivel de los platos y la procedencia de las materias primas y los ingredientes.

“La idea es que los clientes estén relajados y nos enfocamos en la calidad, empleando productos locales. Además, no vienes aquí para comer en 15 minutos y marcharte; demoramos un poco más, pero vale la pena”.

Sopa Borscht y guacamole de la casa.

Con simpatía y naturalidad, Novák, de origen checo, cuenta en un perfecto español lo enamorado que está de su oficio y de la magia palpitante en El Valle de Antón; “venir vale la pena. Nos divertimos con lo que hacemos y espero que los clientes lo sientan. La mejor comida de la zona está aquí”.

“La idea es que los clientes estén relajados y nos enfocamos en la calidad, empleando productos locales. Además, no vienes aquí para comer en 15 minutos y marcharte; demoramos un poco más, pero vale la pena”.

El joven empresario cita que “lo más valioso para nosotros es la calidad y ofrecer un producto diferente y casero en una experiencia relajante”, de la mano de la cheff Yariza Vargas, artífice de los aromas y colores de la cocina.

Plato 'bohemio', fish & chips.

“La mayoría de las cosas son de la casa. Por ejemplo, las hamburguesas están hechas con nuestra carne, aquí la molemos. El pan, la salsa de tomate y la barbecue son preparadas en nuestra cocina”, dice.

Por otra parte, “hemos modernizado el menú y también ofrecemos opciones veganas y vegetarianas” como chili sin carne, falafel y la 'veggie burger e indiscutiblemente platos típicos del país, como pescado frito, carne ropa vieja, sancocho, pollo tamal, chuletón encebollado, pescado al ajillo, criollo y “al chombo”, además de cremas, ensaladas, hamburguesas, carnes y postres.

“Ofrecemos desayunos desde las 8:00 a.m. hasta las 10:00 a.m. y abrimos nuevamente la cocina de 12:00 p.m. a 9:00 p.m.”, comenta.

Omelette con champiñones y vegetales.

Durante nuestra estancia, pudimos degustar parte del menú elaborado especialmente para recibir el 2020. Iniciamos con una sopa Borscht, de excelente consistencia, cargada de carne tierna, tomates, cebollas, remolachas y mucho sabor. Continuamos con el guacamole de la casa y tortillas crocantes al estilo mexicano.

Como platos fuertes disfrutamos del Fish & chips, un filete de corvina entero y apanado, en una cama de vegetales, con salsa tártara. Culminamos con el 'Plato tradicional', pavo asado acompañado de ensalada Olivier con remolachas, plátanos en tentación, arroz con coco y pollo tamal.

La Ranita Gourmet, chispa y sabores de El Valle de Antón

El bar de La Ranita Gourmet ofrece vinos blancos y tintos con una amplia selección de cocteles, como 'abuelo libre', 'panama hat', tequila sunrise', 'piña colada', 'margarita', 'coco loco azul', 'bahama mama' y 'long island tea'.