07 de Dic de 2022

Planeta

Langostas, en peligro

PANAMÁ. Los pescadores artesanales de langostas deben abstenerse de pescar las especies durante cuatro meses para dar paso a la época de...

PANAMÁ. Los pescadores artesanales de langostas deben abstenerse de pescar las especies durante cuatro meses para dar paso a la época de reproducción de las mismas.

Este año la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) se sumó al esfuerzo conjunto de Honduras, Costa Rica, Belice, Nicaragua y Guatemala para asumir medidas que protejan las especies durante el período de veda, que se inició desde el 1 de marzo y concluye el 30 de junio.

Y es que según la ARAP hay una disminución de la langosta espinosa en el Caribe panameña, a de más importancia comercial en el país, producto de la sobrepesca. Aunque, la captura de las hembras en estado reproductivo aumenta el riesgo de agotar el recurso, explicó ARAP.

INGRESOS

El comercio de los crustáceos puede generar al país $1,489,758.00 anuales en exportaciones y genera gran cantidad de empleos en el Caribe. Allí en el Archipiélago de Bocas del Toro, Isla Escudo en Veraguas, Colón y Kuna Yala es frecuente ver a los pescadores artesanales, en su mayoría indígenas, usando un par de aletas y una máscara buceando hasta 30 metros de profundidad para alcanzar una langosta.

En el país existen unas cuatro variedades de langostas codiciadas para la pesca. En el Pacífico está la langosta barbona. Y en el Caribe se halla la espinosa, prince y la pinki.

La veda de langosta en el país empezó a regir en el año de 2004.