Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Planeta

Secretos de la pinza del violinista

PANAMÁ. El tamaño si importa en el caso del cangrejo violinista. Entre más grande es la tenaza del crustáceo más intimidante parece ante...

PANAMÁ. El tamaño si importa en el caso del cangrejo violinista. Entre más grande es la tenaza del crustáceo más intimidante parece ante sus enemigos y más atractivo luce ante las hembras. Así lo revela una investigación científica publicada en el portal digital de Smithsonian, en Panamá.

Pero no todo lo que brilla es oro. El tamaño no siempre es sinónimo de éxito. En una batalla, los machos con tenazas grandes son más débiles que los cangrejos con pinzas pequeñas. ¿Cómo se explica esto? Al empuñar un arma pesada se debilita la fuerza del brazo mientras que una pequeña es más fácil para cargar y ‘más poderosa’, en el caso de los violinistas, explica la publicación científica del Smithsonian.

‘Esta idea se conoce como la paradoja del combatiente débil: a medida que un arma aumenta en longitud, la capacidad del combatiente para ejercer fuerza con esta en una pelea, se reduce’, explicó John Christy, científico permanente del Smithsonian en Panamá, que junto a Stefan Dennenmoser, de la Universidad de Calgary, en Canadá, elaboran esta investigación en la entrada del Pacífico del Canal de Panamá.

En realidad, las tenazas grandes eran consideradas una carga física ya que dificulta la alimentación y reduce la capacidad de resistencia del cangrejo cuando se arrastra por la arena.

Pero otra investigación demuestra lo contrario. Las tenazas de los violinistas sirven para otras cosas. Un grupo de investigadores en Estados Unidos descubrió que los cangrejos con pinzas más grandes se refrescan más rápido que los las tienen pequeñas.

El Dr. Zachary Darnell y el Profesor Asistente Pablo Munguía, de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, investigaron las funciones de las garras gigantes, de acuerdo a una publicación de la BBC Mundo.com.

ARMA DE CORTEJO

En el experimento, publicado en la revista revista American Naturalist, los investigadores observaron cangrejos con una gran pinza intacta y cangrejos que la habían perdido. Se les midió la temperatura del cuerpo cada diez minutos. Así se logró determinar que los que no tienen una gran pinza les toma más tiempo enfriarse. ‘Las principales funciones de la pinza actúan probablemente como un disipador de calor, que se transfiere desde el cuerpo de la pinza y se disipa en el aire circundante a través de la transferencia de calor por convección’, dijo Darnell.

Las pinzas, además, son un arma de cortejo. Los machos la usan para protagonizar una agitada danza que permite llamar la atención de las potenciales parejas.