22 de Feb de 2020

Planeta

Un oso come a 40 grados centígrados

Un oso come frutas congeladas en el agua, en un zoológico en Bursa de Turquía. La temperatura máxima en Bursa sobrepasa los 40 grados.

Un oso come a 40 grados centígrados
Un oso come frutas congeladas en el agua, en un zoológico en Bursa de Turquía. La temperatura máxima en Bursa ha sobrepasado los 40 grados centígrados. Los osos son de gran tamaño y a pesar de su temible dentadura, comen frutos, raíces e insectos, además de carne. Se caracterizan por su gran cabeza, orejas pequeñas, redondeadas y erectas, ojos pequeños, un cuerpo pesado y robusto y cola corta. Sus patas son cortas y poderosas.

Un oso come frutas congeladas en el agua, en un zoológico en Bursa de Turquía. La temperatura máxima en Bursa ha sobrepasado los 40 grados centígrados. Los osos son de gran tamaño y a pesar de su temible dentadura, comen frutos, raíces e insectos, además de carne. Se caracterizan por su gran cabeza, orejas pequeñas, redondeadas y erectas, ojos pequeños, un cuerpo pesado y robusto y cola corta. Sus patas son cortas y poderosas.